Escúchenos en línea

Cae red que cobró a 105 inmigrantes por contratos falsos en España

Murcia. EFE. | 16 de Julio de 2013 a las 17:37

Diecinueve personas, entre ellas un empresario, han sido detenidas por su presunta implicación en una red que habría defraudado más de 600.000 euros a la Seguridad Social con la venta de contratos falsos de trabajo a inmigrantes en situación irregular. Todo ello, con el objetivo de que se beneficiaran de prestaciones y subsidios por desempleo.

Las detenciones se han producido de forma escalonada. Los primeros en caer fueron los máximos responsables de la red, un empresario y un asesor, que fueron detenidos el pasado 7 de mayo en Alicante. A los cabecillas de la trama, ambos de nacionalidad española, se les imputan los presuntos delitos de falsedad documental, fraude a la Seguridad Social, estafa y pertenencia a grupo criminal.

Posteriormente, los arrestos se sucedieron en Murcia. Entre los días 10 de junio y 11 de julio cayeron otras diecisiete personas, todos de nacionalidad marroquí, y que fueron acusados de los presuntos delitos de falsedad documental y fraude a la Seguridad Social. Entre estos detenidos se encuentran dos personas dedicadas, al parecer, a la captación de inmigrantes interesados en los servicios que ofrecía la red.

Contratos a toda velocidad

En un periodo comprendido entre septiembre de 2010 y mayo de 2013, la trama delictiva elaboró contratos falsos para 105 personas, de las cuales 41 accedieron más tarde a prestaciones por desempleo, a pesar de no haber cotizado un solo día en la Seguridad Social.

Al parecer, el empresario detenido encabezaba una trama que hacía contratos fraudulentos de inmigrantes en situación irregular, de los que cobraba entre 150 y 250 euros por cada mes que figuraban como dados de alta legalmente. Pese a todo, los trabajadores contratados no desempañaban actividad alguna en la citada empresa en la que figuraban como trabajadores, puesto que el único propósito era facilitarles la obtención irregular de prestaciones y subsidios del servicio público de empleo además de otros tipos de beneficios por estar afiliados a la Seguridad Social.

Esta práctica también les facilitaba las autorizaciones de residencia en el país. La investigación comenzó en mayo, cuando se detectaron ciertas irregularidades en la contratación de trabajadores de una empresa de Alicante, que había dado de alta en la Seguridad Social a gran número de personas en un corto periodo de tiempo.

Más tarde se comprobó que no realizaban ninguna actividad en la empresa, que, a su vez, era ficticia, según confirmaron fuentes policiales. La investigación ha sido desarrollada por las brigadas provinciales de Extranjería y Fronteras de Murcia y Alicante, en colaboración con las inspecciones de Trabajo de ambas provincias.


Descarga la aplicación

en google play en google play