Escúchenos en línea

Muere la periodista decana de la Casa Blanca

Washington. ElPeriódico.com | 20 de Julio de 2013 a las 15:23

Para Helen Thomas no había preguntas maleducadas, ni aunque quien estuviera enfrente fuera un presidente de Estados Unidos. La información de diez de ellos, desde John F. Kennedy hasta Barack Obama, la cubrió esta pionera del periodismo político que ha fallecido este sábado en Washington a los 92 años.

Profesional convencida de que "los cargos electos nos deben la verdad" ("sirven al público, nosotros les pagamos"), Thomas defendía la imperiosa necesidad de que la prensa pueda cuestionar directamente a un presidente y hacerle responsable ("en caso contrario sería un rey", decía). Y su filosofía la aplicó sin remilgos en los 70 años en que se ocupó de la información de la Casa Blanca (60 como reportera para la agencia UPI, 10 como columnista para el grupo Hearst).

En esos años esta hija de inmigrantes libaneses nacida en Kentucky logró además romper el techo de cristal que mantenía a las mujeres alejadas del periodismo político y de sus asociaciones. Y sus hitos fueron muchos: fue la primera presidenta del Club Nacional de Prensa, que hasta 1971 no aceptó a mujeres como miembros de pleno derecho, la primera jefa de la Casa Blanca en una agencia de noticias importante y la primera mujer admitida en el Gridiron Club, otro bastión de hombres durante 90 años.

MOMENTOS PARA LA HISTORIA

Sus décadas de preguntas afiladas a presidentes y secretarios de prensa dejaron momentos para la historia. Interrogó a Richard Nixon sobre sus "planes secretos" para ganar en Vietnam, criticó a Ronald Reagan por invadir Granada y puso en aprietos a George Bush padre por mantener el presupuesto de Defensa cuando la guerra fría había acabado. Durante la guerra de Irak, fue dura no solo con la Administración de George Bush ("el peor presidente de la historia"), sino también con colegas que veía demasiado entregados a versiones oficiales. Y pese a ser confesa progresista apuntó contra Obama, en su opinión quien más ha intentado controlar a la prensa.

Su legado queda empañado por unas declaraciones del 2010 tan criticadas que le llevaron a jubilarse. Dijo que los judíos "deberían salir de una vez de Palestina" y volver "quizá a Alemania o Polonia". Se disculpó, pero supo que aparecerían en lugar destacado en su obituario.


Descarga la aplicación

en google play en google play