Escúchenos en línea

Migrantes y la fianza como su tablita de salvación

San Diego. Agencias. | 9 de Agosto de 2013 a las 15:21

Una corte estadunidense ordenó que los migrantes detenidos en proceso de deportación tengan automáticamente audiencias para revisar la posibilidad de que sean liberados bajo fianza, informó este viernes la Unión de Libertades Civiles Estadunidenses (Aclu).

La corte determinó que las audiencias por fianza sean automáticas cuando los detenidos enfrentan posibilidades de deportación en respuesta a una demanda colectiva que presentó la Aclu en el condado de Orange, California.

La demanda representa a detenidos en proceso de deportación que han estado hasta tres años presos en centros de detenciones y cárceles mientras se revisan sus casos.

El abogado Michael Kauffman dijo que esta decisión permitirá a un número indeterminado de detenidos volver con sus familias en vez de permanecer presos mientras se deciden sus casos o ser deportados rápidamente sin ser presentados en audiencias para posible libertad condicional.

La medida aplica tanto para los indocumentados que son detenidos al intentar cruzar la frontera como para los que han vivido un tiempo en Estados Unidos, dijo el abogado de la Aclu.

También incluye a los indocumentados que tienen antecedentes penales, de acuerdo con Kauffman.

Hasta ahora la mayoría de los migrantes, especialmente los que tienen antecedentes criminales de cualquier magnitud, eran detectados en las cárceles y directamente deportados al concluir sus sentencias.

El abogado calculó que hasta ahora unos 500 migrantes son detenidos en promedio seis meses antes de deportarlos.

La Aclu ejemplificó con el caso del inmigrante Byron Mérida, quien ha vivido en California casi tres décadas y es propietario de varios pequeños negocios. Todos sus familiares son ciudadanos estadunidenses y residentes legales.

Mérida fue detenido por un delito menor y sin violencia, y consiguió que una corte escuchara su caso. Tres años después salió libre bajo fianza de dos mil 500 dólares, en parte por residir 30 años sin ningún antecedente.

La Aclu destacó que el costo de haber mantenido tres años preso a Mérida alcanza los 200 mil dólares.


Descarga la aplicación

en google play en google play