Escúchenos en línea

Indocumentados permanecen en calles a su paso por Estado de México

Ciudad de México. Agencias. | 25 de Agosto de 2013 a las 12:39

Debido a que aún no inicia la construcción de la casa del migrante San Juan Diego, Huehuetoca, Estado de México, indocumentados que diariamente pasan por esta entidad en su camino a la frontera norte permanecen en las inmediaciones de las vías del tren y en la carpa que funciona el albergue temporal.

El subsecretario de gobierno del Estado de México, Marcos Márquez, informó que el proyecto de esta casa del migrante, que sustituirá la que fue cerrada en julio de 2012 en Tultitlán, ha sido lento y no tiene fecha de inicio de construcción.

"El cabildo de Huehuetoca apenas autorizó la donación del predio a la Diócesis de Cuautitlán, que es la que estará a cargo del albergue, los documentos ya se enviaron al Congreso local para su seguimiento y autorización", dijo.

Agregó que esto podría tardar unos 30 días más y posteriormente podríamos hablar de fecha para iniciar los trabajos de construcción de esta casa que tendrá capacidad para atender a 600 migrantes con todos los servicios y calidad".

En entrevista, indicó que a pesar de este retraso, los gobiernos federal, estatal y municipal, tiene una partida comprometida y etiquetada de 15 millones de pesos, para realizar este proyecto, al tiempo que la Diócesis está haciendo peticiones a la ciudadanía para incrementar las aportaciones.

Confirmó que por el momento, en la carpa implementada como albergue provisional con servicios de aseo, descanso, alimentación y ropa, se atienden entre 30 y 100 migrantes por día.

"La mayoría no quieren quedarse en este albergue provisional, a pesar de que es una forma de garantizar su seguridad, pero la mayoría elige permanecer en las calles, en las inmediaciones de Huehuetoca y Tultitlán, principalmente".

Reconoció que la presencia de migrantes en calles, pidiendo comida o dinero, se ha incrementado y ampliado a otras regiones como Cuautitlán México, Cuautitlán Izcalli y Tlalnepantla.

"No podemos obligarlos a permanecer en un lugar, se les invita a ir al albergue, pero si no quieren, nosotros respetamos su decisión y no podemos hacer nada, aun cuando la población se queja de su presencia".


Descarga la aplicación

en google play en google play