Escúchenos en línea

Inmigrantes mexicanos, claves para economía EEUU

Ciudad de México. Agencias. | 28 de Agosto de 2013 a las 21:31

Los mexicanos contribuyen a la economía estadounidense con el 8% del PIB. Ciudades como Los Ángeles, Chicago y Dallas, donde viven la mayoría de los mexicanos residentes en Estados Unidos, crecieron más que la media nacional en 2011. En 2010, las familias encabezadas por inmigrantes indocumentados pagaron 11.2 mil millones de dólares en impuestos estatales y locales.

Las aportaciones de los mexicanos a la economía estadounidense no se acaban ahí. Un nuevo estudio demuestra que la movilidad de la mano de obra mexicana ayuda a equilibrar los mercados de trabajo locales en Estados Unidos.

Ante disminuciones en la oferta de empleos, los trabajadores mexicanos abandonan las ciudades en las que viven, reduciendo la competencia para los trabajadores locales. Al mismo tiempo, el desplazamiento de la mano de obra mexicana a mercados que ofrecen mayores oportunidades laborales aumenta la competencia con los trabajadores locales, lo que equilibra la situación de la fuerza laboral estadounidense a lo largo del territorio.

Este movimiento de la migración mexicana genera mayor equidad en el mercado laboral para los trabajadores estadounidenses, concluye el estudio de los economistas Brian C. Cadena y Brian K. Kovak.

Diversas investigaciones previas han demostrado que los trabajadores calificados responden de manera importante a los cambios en el mercado de trabajo, desplazándose geográficamente a los lugares donde existe una mejor oferta laboral, en contraste con los trabajadores menos calificados, quienes muestran una menor movilidad ante cambios en el mercado de trabajo.

Sin embargo, la mano de obra no calificada proveniente de México rompe ese patrón, señalan Cadena y Kovak, y responde de manera aún más intensa que los trabajadores calificados nacidos en Estados Unidos a los cambios en el mercado laboral.

De esta forma, los estadounidenses que viven en ciudades con una cantidad importante de inmigrantes nacidos en México son aislados de los efectos de los cambios en el mercado laboral local, en contraste con las ciudades en las que habitan pocos mexicanos.

A partir de estos hallazgos,  los especialistas sugieren que Estados Unidos no debe restringir la movilidad geográfica de la migración no calificada.

La iniciativa de reforma migratoria recientemente aprobada en el Senado de Estados Unidos contempla la creación de un programa de trabajadores temporales no calificados (visa W) que no restringe la estancia de los migrantes  a un empleador o ubicación particular.

De acuerdo con los hallazgos de Cadena y Kovak, este componente de la reforma resulta positivo, no sólo para los migrantes, quienes deben tener la libertad de moverse a los mercados que ofrezcan mejores oportunidades, si no para la propia economía estadounidense.


Descarga la aplicación

en google play en google play