Escúchenos en línea

Utilizan pruebas de ADN para buscar a migrantes desaparecidos en México

Chiapas, México. laprensa.hn | 29 de Agosto de 2013 a las 17:30

"Si por medio de una prueba de ADN podemos confirmar que mi hermano está muerto, al menos no seguiremos con la incertidumbre de no saber qué fue de él", dice Francisco Murillo, quien desde hace 14 años no tiene noticias de Carlos Humberto Murillo, un inmigrante que viajó a Estados Unidos.

Más de 60 familias progreseñas se someterán esta semana a pruebas de ADN por miembros del Equipo Argentino de Antropología Forense (eeaf) que hace esta labor en el país por tercer año consecutivo.

Las muestras serán llevadas a un laboratorio especializado en Estados Unidos para luego elaborar un perfil genético familiar usado para compararlo con migrantes que fallecieron y están sin identificar en morgues de Estados Unidos y México, dijo Carmen Ozorno Solís, miembro del equipo.

"Hacemos una comparación automática con la morgue del condado de Pima, Arizona, una de las más grandes de los puntos fronterizos entre México y Estados Unidos; actualmente hay 800 restos sin identificar".

Ozorno agregó que hacen comparaciones no automáticas con morgues en los estados de Texas y California y en México.

"El año pasado exhumamos 73 restos que presuntamente corresponden a migrantes centroamericanos y algunos ciudadanos de Chiapas, México, y están en nuestro banco genético para compararlos".

Banco forense en México

Rosa Nelly Santos, coordinadora del Comité de Familiares de Migrantes Progreseños (Cofamipro), informó que el pasado 22 de agosto se reunieron con autoridades de la Procuraduría General de la República de México y organizaciones de apoyo al migrante para firmar un convenio en el que se acordó la creación de un banco forense en aquel país.

"El EAAF será parte de este banco y todas las pruebas de ADN que hagan en Honduras y el resto de Centroamérica serán comparadas con esta base de datos", explicó.

Ozorno informó que en mayo del año pasado se formó también un banco forense en Honduras, que funciona en la Secretaría de Justicia y Derechos Humanos y cuenta con la colaboración del Foro Nacional del Migrante y el Cofamipro. El Eaaf también ha logrado establecer un banco forense en El Salvador.

Cómo realizan las pruebas

Para someterse a una prueba de ADN, los familiares únicamente deben presentar sus documentos de identidad, responder a una entrevista que dura entre una y dos horas y permitir que se les tome una muestra de sangre.

"Es importante recalcar que toda la información que nos dan los familiares es confidencial, no la entregamos a la Policía ni a las patrullas fronterizas porque nuestro objetivo es proteger tanto al migrante como a sus familiares", explicó Ozorno.

El equipo argentino ha logrado identificar 45 restos de migrantes centroamericanos, cuatro de ellos hondureños.

El Salvador fue el primer país donde formaron un banco genético en el año 2010.Los expertos continuarán en el transcurso de la semana en El Progreso y posteriormente viajarán a Tegucigalpa a continuar tomando muestras.


Descarga la aplicación

en google play en google play