Escúchenos en línea

Brasil presenta cambios en migración regional en los últimos 10 años

Brasilia. Agencias. | 1 de Septiembre de 2013 a las 13:27

Joao Cunha, ingeniero de puentes y caminos, todavía recuerda la vez que le preguntaron, antes de entrar como jefe en su departamento, si tenía disponibilidad para viajar. En aquel momento no dudó en decir que sí ya que sabía que era una oportunidad más para entrar a trabajar en el puesto que cubre actualmente.

"Hace 8 años que estoy en esta empresa y hace 3 me enviaron al Nordeste del país para llevar a cabo varios proyectos. Con mis dos hijos y mi mujer decidimos cambiar de vida. Fortaleza es mucho más pobre que Sao Paulo y la calidad de vida es menor, por eso nos ha costado adaptarnos", asegura Cunha.

El caso de Cunha es uno de los ejemplos de los cambios en la migración y la distribución regional de la población brasileña, publicados en el Atlas del Censo 2010 por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). Con base en la información obtenida por la encuesta realizada, la publicación muestra el peso que las capitales regionales y metrópolis emergentes como Brasilia y Goiania llegan a ser como polos de atracción migratoria en el país.

En cambio, en los 10 años de estudio se ha observado que las dos ciudades principales, Sao Paulo y Río de Janeiro, no presentan tanta inmigración.

De acuerdo con la publicación del IBGE, el cambio en la migración refleja la desconcentración industrial de las últimas tres décadas, que se produjo principalmente a partir de la metrópoli paulista y se extendió a otros núcleos urbanos, cambiando la participación del sector en el conjunto de la economía. Con esto, la capital de la región comenzó a ejercer un mayor poder de atracción, incluso en el noreste, tradicionalmente una región de emigración.

El doctor Nico Marqués, experto en movimientos migratorios, comenta que una de las razones que explican la inmigración en Rio de Janeiro y Sao Paulo, consideradas las dos grandes urbes del país, es el crecimiento que han hecho en los últimos años.

"Las personas llegadas a estas ciudades son aquellas que en su región no han podido encontrar trabajo o bien, vienen a buscar una calidad de vida superior. Generalmente provienen del Norte o Nordeste, una de las zonas más pobres. Aun así, Rio y Sao Paulo siempre han presentado este tipo de estadísticas".

"El fenómeno ahora es Goiás o el Estado Federal, por ejemplo, son estados que hace unos años no era nada atractivo para la población. Hoy en día han conseguido un crecimiento económico, y por eso, la población está empleada", añade Marqués.

La capital de Goiás, Goiania, por ejemplo, en términos de aumento de su población, se puede comparar con las ciudades de Florianópolis (Santa Catarina) o Manaos (Amazonas), que presentan una tasa media de crecimiento de 2,54 por ciento, dos veces mayor que el del país (1,16). Esa dinámica diferenciada promueve beneficios para los locales, pero también crea problemas.

El Atlas revela que Goiania está entre las grandes ciudades en que sus habitantes tienen que enfrentar problemas de movilidad urbana. "Las personas pierden mucho tiempo para desplazarse en el trabajo", observa Marqués destacando que la atracción del flujo migratorio provoca un crecimiento desordenado, imponiendo desafíos que necesitan ser enfrentados por el poder público.

El estudio también dice que "La geografía de los flujos está estrechamente vinculada a los cambios en el mercado laboral". Además, también destaca el cambio en las características de la migración interna.

"Los migrantes con educación superior mejoran sus posibilidades de desplazamiento y opciones profesionales. Lo que predomina hoy son los flujos más diversificados y no aquellos en que predomina la parte de la población menos cualificada", agrega la investigación.

En cuanto a la distribución regional de la población, el Atlas del Censo Demográfico de 2010 muestra que el Sureste, el Noreste y el Sur siguen mostrando el mayor porcentaje de la población total, 42,13 , 27,83 y 14,36 por ciento, respectivamente. Sin embargo, el Norte y el Medio Oeste tienen las tasas de crecimiento poblacional más altas en comparación con los dos censos anteriores (1991 y 2000).

Con un total de 268 mapas, la publicación aborda las distintas dimensiones que conforman la dinámica y el perfil demográfico de la población brasileña, con énfasis en las diferencias regionales y locales. También se presentan datos sobre las condiciones de vivienda, el perfil social y económico de la población y la diversidad cultural.

Ese estudio también hace hincapié en los destinos extranjeros elegidos por los brasileños a la hora de emigrar, que son Estados Unidos, España, Portugal y Japón. Por el contrario, si se trata de observar la inmigración extranjera se verá que una gran parte de la población viene de Bolivia, Paraguay y Argentina. Estados Unidos, España y Portugal también están presentes sobre todo después de la crisis económica.


Descarga la aplicación

en google play en google play