Escúchenos en línea

Hispanos lideran principales grupos sindicales en Nueva York

Nueva York. Agencias. | 1 de Septiembre de 2013 a las 15:23

Pese a que la cifra de trabajadores sindicados es la más baja en casi un siglo, varios líderes latinos al frente de importantes sindicatos en todo el país mantienen viva la lucha por los derechos laborales.

"Habrá futuro para los sindicatos si se concentran en cerrar la brecha de desigualdad entre ricos y pobres, porque si no, se vuelven irrelevantes", dijo el puertorriqueño Héctor Figueroa, presidente de SEIU-32BJ, el sindicato de trabajadores de servicios a propiedades más grande del país.

Figueroa, que ha estado involucrado en la lucha sindicalista toda su vida, considera que las uniones deberían rellenar el vacío de liderazgo de la comunidad hispana en la Costa Este.

"El liderazgo de nuestra comunidad a nivel político es muy fragmentado", señaló Figueroa. "Los sindicatos debemos utilizar más nuestra influencia para unificar demandas para la comunidad hispana y reflejar el poder que tenemos ya en los números".

Figueroa fue elegido presidente de 32BJ el año pasado, y desde entonces ha conseguido que la organización sindical crezca en 20,000 miembros – una de las pocas que lo ha hecho en los últimos años – y planea pronto extender su influencia a Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia.

32BJ representa a más de 145,000 trabajadores – limpiadores, conserjes, empleados de mantenimiento etc.- en Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, Florida, Pennsylvania, New Hampshire, Massachusetts, Rhode Island, Virginia, Maryland y Washington D.C.

Otra influyente líder sindical es Cindy Estrada, quien fue elegida en 2010 como la primera vicepresidenta latina de International Union, United Automobile, Aerospace and Agricultural Implement Workers of America (UAW), uno de los mayores sindicatos del país, con sede en Michigan.

Estrada cree que la reforma migratoria puede ayudar a revertir la difícil situación que atraviesan los sindicatos.

"Cuando millones de trabajadores inmigrantes salgan de las sombras, perderán el miedo a organizarse", dijo Estrada. "Se convertirán en una fuerza muy poderosa en la lucha por salarios y empleos decentes, que es el principal problema que tienen los trabajadores en este país, con 38 millones de personas viviendo en la pobreza".

UAW opera en el Medio Oeste, donde se concentra la potente industria del automóvil del país. Tiene 390,000 miembros activos y 600,000 retirados en Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico, y engloba a más de 750 sindicatos locales.

Estos nuevos líderes toman el relevo de grandes figuras sindicalistas latinas como el puertorriqueño Dennis Rivera, que entre 1989 y 2007 lideró 1199, el principal sindicato local del país, con sede en Nueva York.

Durante su mandato, 1199 pasó de tener 70,000 miembros a más de 300,000, y se unió con SEIU, expandiendo su influencia al resto del estado neoyorquino, Maryland, Washington D.C. y Massachusetts.

Rivera pasó luego a liderar el SEIU Health Care Union, con más de un millón de miembros, desde donde ha sido un puntal en las negociaciones para la reforma de salud de Obama.

Otro latino al frente de uno de los principales sindicatos es Arturo Rodríguez, presidente de United Farm Workers of America, fundado por el histórico activista César Chávez, y que representa a granjeros en diez estados del país.


Descarga la aplicación

en google play en google play