Escúchenos en línea

Iglesia católica promueve reforma migratoria en EEUU

Washington. The New York Times/El Nuevo Herald. | 3 de Septiembre de 2013 a las 11:58

Obispos y sacerdotes católicos de importantes diócesis a lo largo de Estados Unidos predicarán un mensaje coordinado, dándole su apoyo a cambios en la política de inmigración al tiempo que algunos aprovecharán la misa dominical del 8 de septiembre para exhortar a la aprobación congresual de una reorganización legislativa, la cual incluye una senda a la ciudadanía para inmigrantes no autorizados.

La decisión de acoger la acción política desde el púlpito forma parte de un esfuerzo más amplio de la Iglesia Católica y otros grupos religiosos que apoyan el llamado del Presidente Barack Obama por nuevas leyes de inmigración. Incluye publicidad y telefonemas dirigidos a 60 legisladores republicanos de fe católica y "marchas llenas de rezos" en distritos del Congreso donde el asunto se ha convertido en un tema divisivo.

"Queremos tratar de usar todos los recursos a nuestra disposición", dijo Kevin Appleby, el director de política migratoria en la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, quien dijo que el tema de la inmigración estaba en un momento de ’ahora o nunca’. "Ellos tienen que escuchar el mensaje de que queremos que se haga esto, y, si no tienen éxito durante el verano, no van a ganar para el final del año".

Líderes católicos, quienes han intentado hacer uso de su influencia en contra de Obama con respecto a temas como el aborto, control de natalidad y matrimonio entre homosexuales, le están apostando a que sus congregaciones sean capaces de ejercer presión sobre reacios republicanos y demócratas titubeantes para que apoyen al presidente en el tema de la inmigración. Dicen sentirse motivados por las enseñanzas de la Biblia y por la realidad de que muchos inmigrantes latinos son católicos y representan un crucial segmento demográfico para la iglesia.

La campaña política de sacerdotes católicos ciertamente captará la atención de miembros católicos del Congreso. Por sí solos, los católicos son el mayor grupo religioso en el Congreso estadounidense, conformando ligeramente más de 30 por ciento de los miembros, con base en el Proyecto de Religión y Vida Pública del Centro de Investigación Pew. La Cámara de Representantes tiene 136 integrantes católicos, incluido el presidente John A. Boehner y otros 60 republicanos, con base en datos del Pew.

Para algunos miembros republicanos, el vocal apoyo de sacerdotes y obispos locales podría suministrar el razonamiento religioso que necesitan para apoyar una reforma en vista de las críticas de conservadores. "La conexión entre un pastor y su congregación realmente no se parece a nada más en la sociedad", dijo Ali Noorani, el director ejecutivo del Foro Nacional de Inmigración.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron que estaban contando con católicos y miembros de otros grupos religiosos para que ayudaran a que se logre la aprobación de una reforma de inmigración a través de una cámara baja controlada por republicanos, la cual está llena de miembros que pelean entre sí. Cecilia Muñoz, la directora de Consejo de Política Nacional de la Casa Blanca, dijo que líderes católicos habían participado en reuniones de acercamiento en la Casa Blanca.

"Es sumamente inusual que los católicos enfrenten un tema como este directamente en los bancos de la iglesia" dijo Muñoz, quien está conduciendo el esfuerzo de inmigración de Obama. Ella dijo que los católicos habían sido promotores desde hacía mucho de una reforma de inmigración, pero ahora estaban más organizados. "De hecho, esto es un esfuerzo a lo largo de la iglesia en mucha mayor medida, y se nota".

El año pasado, el activismo católico impulsó a Obama al compromiso sobre un plan para requerirle a empleadores religiosos que suministren cobertura de salud que incluya ...(Continued on next page)

métodos anticonceptivos. La iglesia católica a menudo desempeña una participación desmedida en el debate político sobre el aborto y el matrimonio. Sin embargo, sigue sin aclararse hasta qué grado la campaña católica sobre inmigración puede hacer que cambien de opinión legisladores que consideran que las propuestas del presidente son una amnistía para trasgresores de la ley.

El representante Steve King, republicano católico de Iowa y uno de los principales oponentes de la reforma de inmigración dijo que la campaña pudiera contribuir a persuadir a algunos colegas que ya están bajo presión política para aprobar una iniciativa de ley de inmigración.

"Si la iglesia emite un mensaje unificado, habrá algunos legisladores católicos que quieran aceptar esa guía, ya que desean llegar ahí de cualquier modo" dijo King. "Eso les da protección".

El representante Daniel Lipinski, demócrata católico de Illinois, dijo que había escuchado a los obispos y sacerdotes de su distrito. Sin embargo, dijo que consideraba que sus opiniones con respecto a la inmigración eran menos vinculantes que las posiciones de la iglesia con respecto a temas sociales.

"hay algunos temas sobre los cuales la iglesia habla de manera autoritativa, como el aborto, la protección de la vida", dijo Lipinski, quien sigue mostrándose escéptico con respecto a las promesas de mayor seguridad fronteriza. "Y después, están los juicios prudenciales que se hacen, informados por la teología católica, pero no es algo que se exige seguir a los católicos".

Muchas organizaciones religiosas han tenido una participación sustancial para ayudar a reunir apoyo para una reforma de la inmigración. Este martes, la Mesa Evangélica de Inmigración lanzó una campaña de anuncios por radio superior a $400,000 en estaciones cristianas y de entrevistas, la cual se escuchará en 56 distritos congresuales a lo largo de 14 estados. Sin embargo, la iglesia católica, en particular, está poniendo su fuerza plena detrás de una reforma de inmigración.

"Si un obispo se pone en contacto con un representante y este es católico, los representantes escuchan y consideran intensamente las opiniones de las iglesia", destacó Appleby.

Un importante peregrinaje ya está en marcha en California. Los que marchan salieron de Sacramento y San Ysidro, en la frontera con México con planes de reunirse para un mitin el 2 de septiembre en Bakersfield, donde los organizadores prevén que miles de personas lleguen al distrito del representante Kevin McCarthy el tercer republicano de mayor peso en la Cámara de Representantes.

"Lo hemos identificado a él como el eje" dijo el reverendo Jon Pedigo de la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe en san José, quien es el director de la campaña Justicia para Inmigrantes de los obispos católicos.

Otro peregrinaje en septiembre pasará a través de los distritos de Virginia de dos integrantes republicanos del Congreso, Eric Cantor el líder de la mayoría, y Robert W. Goodlatte, el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes. (En una reunión al estilo del concejo en Virginia este lunes, Goodlatte rechazó lo que llamó una senda "especial" a la ciudadanía para inmigrantes desautorizados que ya estén en Estados Unidos.

El representante David Valadao, republicano católico del centro de California, dijo que apoyaba una reforma a la inmigración y ciudadanía para algunos inmigrantes indocumentados, un número considerable de los cuales vive en este distrito mayormente agrícola.

"Sería bueno tener la conversación y ayudarles a que entiendan que esto reviste importancia por muchas razones diferentes", dijo Valadao. "Hacer que tus sacerdotes hablen al respecto frente a tu base popular siempre es provechoso".

métodos anticonceptivos. La iglesia católica a menudo desempeña una participación desmedida en el debate político sobre el aborto y el matrimonio. Sin embargo, sigue sin aclararse hasta qué grado la campaña católica sobre inmigración puede hacer que cambien de opinión legisladores que consideran que las propuestas del presidente son una amnistía para trasgresores de la ley.

El representante Steve King, republicano católico de Iowa y uno de los principales oponentes de la reforma de inmigración dijo que la campaña pudiera contribuir a persuadir a algunos colegas que ya están bajo presión política para aprobar una iniciativa de ley de inmigración.

"Si la iglesia emite un mensaje unificado, habrá algunos legisladores católicos que quieran aceptar esa guía, ya que desean llegar ahí de cualquier modo" dijo King. "Eso les da protección".

El representante Daniel Lipinski, demócrata católico de Illinois, dijo que había escuchado a los obispos y sacerdotes de su distrito. Sin embargo, dijo que consideraba que sus opiniones con respecto a la inmigración eran menos vinculantes que las posiciones de la iglesia con respecto a temas sociales.

"hay algunos temas sobre los cuales la iglesia habla de manera autoritativa, como el aborto, la protección de la vida", dijo Lipinski, quien sigue mostrándose escéptico con respecto a las promesas de mayor seguridad fronteriza. "Y después, están los juicios prudenciales que se hacen, informados por la teología católica, pero no es algo que se exige seguir a los católicos".

Muchas organizaciones religiosas han tenido una participación sustancial para ayudar a reunir apoyo para una reforma de la inmigración. Este martes, la Mesa Evangélica de Inmigración lanzó una campaña de anuncios por radio superior a 400,000 dólares en estaciones cristianas y de entrevistas, la cual se escuchará en 56 distritos congresuales a lo largo de 14 estados. Sin embargo, la iglesia católica, en particular, está poniendo su fuerza plena detrás de una reforma de inmigración.

"Si un obispo se pone en contacto con un representante y este es católico, los representantes escuchan y consideran intensamente las opiniones de las iglesia", destacó Appleby.

Un importante peregrinaje ya está en marcha en California. Los que marchan salieron de Sacramento y San Ysidro, en la frontera con México con planes de reunirse para un mitin el 2 de septiembre en Bakersfield, donde los organizadores prevén que miles de personas lleguen al distrito del representante Kevin McCarthy el tercer republicano de mayor peso en la Cámara de Representantes.

"Lo hemos identificado a él como el eje" dijo el reverendo Jon Pedigo de la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe en san José, quien es el director de la campaña Justicia para Inmigrantes de los obispos católicos.

Otro peregrinaje en septiembre pasará a través de los distritos de Virginia de dos integrantes republicanos del Congreso, Eric Cantor el líder de la mayoría, y Robert W. Goodlatte, el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes. (En una reunión al estilo del concejo en Virginia este lunes, Goodlatte rechazó lo que llamó una senda "especial" a la ciudadanía para inmigrantes desautorizados que ya estén en Estados Unidos.

El representante David Valadao, republicano católico del centro de California, dijo que apoyaba una reforma a la inmigración y ciudadanía para algunos inmigrantes indocumentados, un número considerable de los cuales vive en este distrito mayormente agrícola.

"Sería bueno tener la conversación y ayudarles a que entiendan que esto reviste importancia por muchas razones diferentes", dijo Valadao. "Hacer que tus sacerdotes hablen al respecto frente a tu base popular siempre es provechoso".


Descarga la aplicación

en google play en google play