Escúchenos en línea

Estafan a decenas de familias inmigrantes con falsas clases de inglés

New York. Blog de Noticias Jesús del Toro. | 5 de Septiembre de 2013 a las 11:42

Un fraude que se cebó en inmigrantes deseosos de aprender inglés para ampliar sus oportunidades de progresar en Estados Unidos fue descubierto en Brooklyn, Nueva York. Los acusados, al parecer, tenían literalmente muy mala lengua.

Patrick Panettieri, de 63 años, y su esposa Joanne, de 59, operaban escuelas para enseñanza del inglés como segundo idioma (English as a Second Language, o ESL) en Brooklyn, dirigidas sobre todo a comunidades inmigrantes. Muchas de sus víctimas son de origen asiático y vivían en el barrio Sunset Park, de Brooklyn, según relata el canal de televisión local WLNY.

Según el Fiscal de Distrito de Brooklyn, las escuelas de inglés de los Panettieri eran un completo fraude.

En primer lugar cobraban fuertes sumas por adelantado a padres inmigrantes que querían que sus hijos asistieran a las clases y aprendieran inglés para tener una vida mejor en el país. Además, no se trataba realmente de escuelas, pues en realidad los Panettieri vendían un producto inexistente, de acuerdo al Fiscal de Distrito de Brooklyn, Charles Hynes, citado por la WLNY. Algunos de los inmigrantes afectados pagaron hasta $450 por esas clases para sus hijos.

Por ejemplo, dos de las supuestas escuelas de inglés operaban en sótanos de apartamentos, algunas no tenían libros y el espacio donde se realizaban las supuestas clases estaba sobrepoblado. Además, quienes impartían las clases de inglés no eran precisamente profesionales especializados, ni siquiera en muchos casos personas con capacitación para dar clase. Tal es el caso de un joven de 18 años, Benjamin Gabriel, quien indicó a la televisora mencionada que fue contratado de súbito para dar clases en esa escuela, en donde trabajó por un mes sin que se le diera el pago correspondiente. Aparentemente él era el único que impartía clase en una de esas escuelas de inglés para inmigrantes.

Lo peor es que, a juicio de las autoridades, no es la primera vez que los acusados realizan este tipo de fraudes, sino que abrir falsas escuelas y cobrar por una educación que nunca se cumple sería parte de su modus operandi. Abusaban de inmigrantes que, por su propia condición, rara vez presentaban quejas ante las autoridades. Así lo habrían hecho también en 2002.

Un buen día los Panettieri desaparecieron y las supuestas escuelas no abrieron más ni dieron más clases. Muchas de las víctimas se mostraron indignadas cuando llegaron a las supuestas escuelas y encontraron todo clausurado. En algunas de ellas, según la WLNY, unos 100 niños asistían a clases.

Entonces las autoridades actuaron. Los Panettieri, que escaparon llevándose unos $25,000 que expoliaron de inmigrantes confiados que los contrataron para que sus hijos aprendieran inglés, fueron arrestados en Syracuse, ciudad al norte del estado de Nueva York, y se les impuso una fianza de $150,000. Podrían enfrentar hasta cuatro años de cárcel si son hallados culpables.


Descarga la aplicación

en google play en google play