Escúchenos en línea

Indocumentados: los grandes desplazados del Obamacare

Houston. Lavozdehosuton.com. | 8 de Septiembre de 2013 a las 13:18

Son los excluidos de la reforma de salud que ha revolucionado a Estados Unidos, política y socialmente.

Y, sin embargo, aunque los indocumentados no tendrán derecho a ninguno de los beneficios de la popularmente conocida como Obamacare, principalmente comprar seguros más baratos y obtener subsidios por ingresos económicos, varios analistas consideran que podrían obtener ganancias colaterales.

Según establece la reforma, cuya primera fase de implementación arranca el 1 de octubre, quienes no tienen seguro médico deben comprar uno y para ello habrá una oferta amplia de pólizas con diferentes coberturas.

Todas las familias cuyos ingresos estén de un 100 a un 400 por ciento sobre el nivel de pobreza recibirán subsidios escalonados, de mayor volumen cuanto menor sea el ingreso familiar.

Pero “nada de esto tiene que ver con los indocumentados”, dice Elena Marks, académica especializada en Política de Salud del Baker Institute de la Universidad de Rice.

“Ellos no califican para los beneficios de la Ley de Cuidado de Salud Asequible”, subraya Marks, en referencia a que la propia ley, (ACA, por sus siglas en inglés), lo determina de esa manera.

Los indocumentados “no van a calificar para subsidios porque la ley lo establece así, ni podrán comprar seguros dentro del mercado de salud porque así lo estableció el Congreso al escribir ACA”, explica el secretario de prensa del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HSS), Fabien Levy.

Sin embargo, sí podrán seguir comprando pólizas en el mercado regular de seguros, puntualiza Levy, un mercado prácticamente inaccesible para quienes tienen bajos ingresos por los precios que establecen las compañías.

Familias mixtas

Aunque la ley establece esa condición porque técnicamente los indocumentados están ilegalmente en el país, y por tanto, sin derecho a beneficiarse de una ley para ciudadanos y residentes, muchos inmigrantes sin papeles consideran que la medida es injusta.

“Es preocupante que continuemos teniendo una población bastante amplia, de 11 millones de personas, que no esté asegurada porque, entre otras cosas, continuarán recurriendo a los centros de emergencia para recibir atención médica...”, dice el líder de FIEL, la organización de jóvenes indocumentados, o dreamers, de Houston, César Espinosa.

Sin embargo, las familias mixtas, aquéllas donde algunos miembros son indocumentados y otros son ciudadanos, podrían beneficiarse de ACA, añade Espinosa, dado que pasarán de no tener seguro para ninguno a tener por lo menos cubiertos a algunos.

Ana Chagoya, una mexicana indocumentada y madre de cuatro hijos, de los cuales tres nacieron fuera de Estados Unidos, tiene esa esperanza.

“Por lo menos el menor podrá tenerlo, una preocupación menos siempre es buena”, dice, aunque tanto ella, que tiene problemas de salud, como sus otros hijos continuarán en las sombras del acceso asequible a la salud.

Los dreamers son particularmente vocales a la hora de protestar contra le exclusión de los indocumentados de Obamacare.

Los dreamers

Aquéllos que fueron aprobados para entrar en la norma de Acción Diferida (DACA, por sus siglas en inglés), que el presidente Barack Obama aprobó para evitar temporalmente la deportación de los niños indocumentados criados en este país, también tienen permiso de trabajo temporal, por lo que “es como pagar impuestos sin representación”, dice Matthew Ojeda, graduado en Microbiología.


Descarga la aplicación

en google play en google play