Escúchenos en línea

Gran presencia de latinos en Nueva Orleans

Nueva Orleans, EEUU. Agencias. | 16 de Septiembre de 2013 a las 16:32

A ocho años del devastador huracán Katrina, la ciudad de Nueva Orleans ostenta una vibrante comunidad latina, a la cual se le atribuye en gran medida los logros de la reconstrucción de la principal urbe de Louisiana.

Katrina, uno de los peores desastres naturales en la historia reciente del país, causó en 2005 un profundo cambio demográfico en el área metropolitana tras el abandono de sus casas por parte de miles de personas, muchas de las cuales no regresaron, y la llegada de una amplia comunidad latina.

Según el centro comunitario de datos de Nueva Orleans, la población latina del área metropolitana aumentó el 69 % entre 2000 y 2012, mientras que la población afroamericana disminuyó del 67 % en 2000 al 59 % actual.

El vasto y costoso proceso de reconstrucción requirió una mano de obra intensa y dedicada, llamado al que muchos latinos respondieron de inmediato desde estados limítrofes, pero también desde Puerto Rico, Honduras, Guatemala, Brasil y México.

Sin embargo, lo que algunos se habían planteado como trabajo temporero se fue extendiendo durante años y esta comunidad itinerante comenzó a echar raíces, lo que cambió el rostro de la ciudad.

Pero, a pesar del giro demográfico actual, la herencia hispana de Nueva Orleans no es un fenómeno reciente. Sólo hay que caminar por el famoso barrio francés para percatarse de que entre 1763 y 1803 Luisiana estuvo bajo dominio español.

No fue, sin embargo, hasta fines del siglo XIX que aparece en Nueva Orleans una comunidad hispana estable, gracias a las nuevas rutas comerciales con Centroamérica y el Caribe.

Según Elizabeth Fussell, socióloga especializada en demografía, la comunidad hispana en Nueva Orleans de antes de Katrina, a diferencia de la actual, tuvo un crecimiento gradual.

"Vinieron mayormente de Centroamérica y el Caribe, sobretodo de Honduras, durante un largo periodo que se remonta a fines del siglo XIX", dijo Fussell a Efe.

"Fue una comunidad bastante asimilada y, por lo tanto, menos visible que la actual".

Aun con la afluencia de exiliados cubanos en la década del 60, la comunidad latina pre-Katrina se mantuvo predominantemente bilingüe, funcionando cómodamente dentro del sector mayoritario.

Los latinos que llegaron después de Katrina, señala Fussell, provienen de nacionalidades diferentes y tienden a estar menos asimilados que la comunidad latina precedente, lo cual contribuye a su visibilidad.

Aunque muchos se han asentado en la ciudad de Kenner, suburbio de Nueva Orleans, su presencia no pasa desapercibida a lo largo del área metropolitana.

Rótulos y volantes en español anuncian todo tipo de negocios, desde establecimientos de comida rápida, restaurantes, supermercados y servicios de envío de dinero, hasta trajes de quinceañera y alquiler de limusinas.

Esta nueva visibilidad no concuerda, sin embargo, con las cifras oficiales.

El censo de 2010 estimó que la población hispana en Nueva Orleans representa el 5,2 % del total de la ciudad y el 8 % del área metropolitana, lo cual significa un crecimiento moderado y una presencia hispana significativamente menor en comparación con otras ciudades estadounidenses de su tamaño.

Fusell indicó que esta cifra se puede deber "al alto porcentaje de inmigrantes indocumentados" y que "la tasa de rechazo sea más alta en esta población o que sus condiciones de vivienda dificulten un conteo fiable".

A pesar de la proliferación de negocios latinos que apuntan hacia un mayor desarrollo económico, los retos para esta comunidad persisten.

Según los líderes de la organización sin fines de lucro Puentes, el crecimiento de la comunidad latina desde Katrina no ha proporcionado una representación política adecuada.

Esta ola reciente de inmigrantes hispanos tiene escasas oportunidades de empleo fuera de los sectores tradicionales y experimenta un grado mayor de discriminación debido a su estatus legal y destrezas lingüísticas.

Por este motivo, Puentes se estableció en 2007 para abordar estos retos y promover una cultura de apoyo en las áreas de educación, justicia, desarrollo económico y liderazgo.


Descarga la aplicación

en google play en google play