Escúchenos en línea

Para Obama detener deportaciones «no es una opción»

Washington. Agencia EFE. | 17 de Septiembre de 2013 a las 18:55

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo este martes que "no es una opción" decretar medidas para frenar las deportaciones de los padres de los "dreamers", como se llama a los jóvenes estudiantes nacidos en hogares de inmigrantes ilegales.

Obama subrayó que su trabajo es "cumplir las leyes" sobre los inmigrantes indocumentados, y que sólo puede argumentar que el gobierno no tiene recursos suficientes para hacer todo lo previsto en la norma.

El mandatario decidió en 2012 detener las deportaciones de los "dreamers", jóvenes estudiantes, que fueron traídos de niños por sus padres, en su mayoría de países latinoamericanos, pero que han crecido como estadounidenses.

"Pero si empezamos a ampliar eso, entonces, esencialmente, yo estaría ignorando la ley en una manera que creo que sería muy difícil de defender legalmente. Así que eso no es una opción", dijo el mandatario durante una entrevista con la cadena en español Telemundo.

Frente al estancamiento de un proyecto de reforma migratoria en la Cámara de los Representantes, dirigentes del movimiento a favor de los inmigrantes han solicitado a Obama medidas expeditas para salvar a los deportados.

Pero el mandatario enfatizó que el único "camino para lograr esto es a través del Congreso".

En junio, el Senado, controlado por los demócratas, aprobó un proyecto que contempla una vía a la ciudadanía de los indocumentados, a la vez que fortificaría la frontera y cambiaría el sistema de visados.

Pero en la Cámara de Representantes, los republicanos se oponen a la reforma.

El presidente de la Cámara, el republicano John Boehner, ha indicado que solo enviarán a votar en el pleno una propuesta que haya sido aprobada antes por la mayoría de sus copartidarios.

"No es que no existan los votos. Los votos están. Lo único que lo impide es que Boehner decidió que no quiere votar ahora", dijo Obama.

Las autoridades de Estados Unidos deportaron una cifra récord de casi 410,000 inmigrantes indocumentados, entre octubre de 2011 y septiembre de 2012. Más de la mitad tenían antecedentes penales.


Descarga la aplicación

en google play en google play