Escúchenos en línea

Indocumentados se esposan a las rejas de la Casa Blanca

Washington DC. Agencias. | 18 de Septiembre de 2013 a las 18:10

Este miércoles 7 inmigrantes indocumentados se esposaron a sí mismos a las rejas de la Casa Blanca, para pedirle al presidente Barack Obama que ponga un alto a las deportaciones.

Durante los primero cuatros años de oficio del presidente Obama, se deportaron 1.6 millones de personas.

Con pancarta en mano y vistiendo camisetas que dicen 'alto a las deportaciones,' esta mañana 7 inmigrantes indocumentados se esposaron a sí mismos a las rejas de la Casa Blanca, para pedirle al presidente Barack Obama que ponga un alto a las deportaciones.

"El presidente no puede decirnos por un lado que está a favor de la reforma migratoria y por el otro ser el presidente que ha deportado a más gente en la historia del país, el tiene la habilidad de tomar acción para no deportar a tanta gente o para pararla y sentimos que nada mas está hablando y tomando acción," dijo Tania Unzueta, Organizadora de la red nacional de jornaleros.

Mientras la policía metropolitana cerraba los alrededores de la parte trasera de la casa blanca, y los siete inmigrantes eran arrestados, estos no cesaban su lucha. Durante los primero cuatros años de oficio del presidente Obama, se deportaron 1.6 millones de personas, más que en cualquier otro periodo presidencial.

"Ellos están hablando que tienen un criterio para deportar solamente a gente que ha cometido un crimen mayor, pero eso no es verdad, la mayoría de las personas que están hoy en centros de detención son por una parada de trafico simplemente por no tener un licencia, estamos viendo que lo que está diciendo el presidente simplemente no es verdad," aseguro Fernado Lopez, miembro del congreso de jornaleros.

Benjamín Itehua, quien llego de México a Estados Unidos hace más de 11 años, se traslado esta semana de Alabama a la capital para apoyar a los inmigrantes que como él están bajo orden de deportación.

"Si a mí me deportan mañana mi familia se queda aquí, tenemos trabajo, tenemos raíces más bien, entonces no es justo que nos separen de nuestras familias, porque nosotros somos de la sociedad ya," nos conto Benjamín Itehua, quien está en proceso de deportación.

Aunque la desobediencia civil de esta mañana frente a la casa blanca duro menos de un par de horas, los activistas pro inmigrantes esperan que este acto de valentía, como lo describen ellos, llegue a los oídos del presidente Barack Obama y que este actué cuando antes.


Descarga la aplicación

en google play en google play