Escúchenos en línea

Severo golpe a indocumentados negativa de entregar licencias en Arizona

Phoenix. Agencias. | 18 de Septiembre de 2013 a las 18:13

Activistas en Arizona calificaron como un "duro golpe" a la comunidad latina la decisión del estado de negar licencias de conducir a indocumentados bajo la Acción Diferida, víctimas de violencia doméstica y tráfico humano.

"Hay muchos inmigrantes que reciben un permiso de trabajo hasta que el Gobierno Federal le otorga una residencia legal y ahora resulta que la gobernadora decidió también negarles la licencia de conducir al igual que los 'soñadores'", dijo hoy a Efe Lydia Guzmán, directora del comité de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC) en Arizona.

En su opinión, la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, optó por negar las licencias de conducir a este tipo de inmigrantes para no otorgarlas a los "soñadores", tal y como lo hacen otros estados.

El año pasado, Brewer emitió una orden ejecutiva en la que negaba la licencia de conducir e identificaciones estatales a los jóvenes indocumentados aprobados para la Acción Diferida.

Los jóvenes presentaron entonces una demanda en la que argumentaron que el estado de Arizona otorgaba licencias de conducir a inmigrantes indocumentados que el Gobierno federal les había otorgado un permiso de trabajo mientras durante el proceso en el que se define su estatus migratorio.

Sin embargo, la Oficina de la gobernadora aseguró el martes en un comunicado que ningún inmigrante que no pueda demostrar una "residencia legal" en el país podrá obtener una licencia de conducir en Arizona.

Este cambio afectará a una amplia gama de inmigrantes, incluyendo aquellos que enfrentan un proceso de deportación y cuyos casos se encuentran en manos de un juez, posibles víctimas de violencia domestica y tráfico humano, entre otros.

"Las víctimas de delitos como el tráfico humano califican para visas y permanecen como testigos a petición de los fiscales, a veces por meses o años, porque no quieren que sus testigos principales no sean deportados, ahora resulta que la gobernadora les está negando también licencias de conducir", dijo Guzmán.

Dulce Matuz, presidenta de la Coalición de Arizona por el Acta Sueño, dijo en un comunicado que "éste es otro intento de la gobernadora Brewer para detener el progreso en el estado, está extendiendo esta política discriminatoria a más personas que merecen una oportunidad".


Descarga la aplicación

en google play en google play