Escúchenos en línea

Inmigrantes guatemaltecos destacan en mes de la Herencia Hispana

Houston. Prensa Libre. | 22 de Septiembre de 2013 a las 13:09

Trabajadores, tranquilos y amables por lo general, los inmigrantes guatemaltecos de Houston tienden a concentrarse en el trabajo el tiempo que viven en Estados Unidos y muchos de ellos dicen estar de paso, ya que su objetivo final es volver a su patria.

La comunidad guatemalteca de nuestra ciudad está formada principalmente por inmigrantes que llegaron en los años 80 y durante la primera mitad de los 90, huyendo de la guerra civil y de las secuelas que el conflicto armado dejó en la nación centroamericana, así como por inmigrantes que simplemente vinieron buscando mejores oportunidades laborales.

“La cuestión económica es un aspecto principal de las razones por las cuales inmigrantes guatemaltecos han venido acá”, afirma Benito Juárez, un guatemalteco que combina su trabajo como coordinador de asuntos de inmigrantes y refugiados en la Oficina de Comunidades Internacionales del gobierno de Houston con la dirección de la Alianza de Organizaciones Guatemaltecas (ADOGUA), un grupo activista creado en 2010.

Según Juárez, que llegó a Houston en 1987, la mayoría de los guatemaltecos que viven en Houston proviene de zonas rurales de Guatemala y de comunidades indígenas. “En muchos casos incluso el idioma principal que ellos manejan es un idioma maya, ni siquiera es el español”, puntualiza, y explica que los guatemaltecos tienden a vivir con otros que provienen de un mismo pueblo.

Gran parte de la comunidad guatemalteca vive en la zona suroeste de Houston y muchos trabajan en el sector de servicios. Es el caso de Karina Girón, de 37 años y originaria de la ciudad de Tecpán, ubicada en el centro de Guatemala, que llegó a Houston en 2001 y que trabaja limpiando casas, una tarea que combina con otro trabajo como cuidadora de niños.

Girón, que trabajaba como maestra de educación preescolar e intermedia en Guatemala, se quedó viuda en 1998 cuando sus tres hijos todavía eran pequeños y decidió venir a Estados Unidos para darles una vida mejor por medio de las remesas que les envía. “En aquellos años, el sueldo de un maestro no era suficiente como para mantener a una familia de tres hijos. Esa fue la razón por la que yo vine acá”.

Que un inmigrante guatemalteco venga sólo a Estados Unidos y deje a su familia en Guatemala es algo muy común también entre la comunidad local, según Roland Gramajo, fundador y director del Centro Organizativo Guatemalteco (COGUA).

“La mayoría vienen solos, si no es la mamá, es el papá”, indica Gramajo.


Descarga la aplicación

en google play en google play