Escúchenos en línea

Ciudadano americano nacido en México fue deportado cuatro veces

Nueva York. Agencias. | 25 de Septiembre de 2013 a las 17:11

Sigfrido Saldaña Iracheta, un hijo de una inmigrante mexicana y un estadounidense y nacido en Tamaulipas (México), fue deportado cuatro veces en diez años por un supuesto "error tipográfico" de las autoridades migratorias que también lo mantuvieron preso durante dos años.

Saldaña quien nació en la ciudad mexicana, fronteriza con Bronsville situada en el Sur de Texas, fue detenido por oficiales del Servicio de Inmigración, cuya agencia rechazó sus alegatos de que es ciudadano americano.

El mexicano americano dijo que nunca fue escuchado por las autoridades que insistieron en repatriarlo injustamente a México.

Mientras él solicitaba autorización para reencontrarse con su esposa y sus tres hijos, Saldaña era retenido en un centro de detención de la agencia federal por dos años. El gobierno de Estados Unidos argumentaba que Saldaña caía en el artículo 314 de la constitución de México, que establece que los hijos nacidos fuera de matrimonio no tienen derecho a la ciudadanía de su país, pero resultó en que esa ley nunca ha existido.

El "error tipográfico" se cometió al parecer por primera vez en 1978 y desde ese año, Saldaña recalcaba a las autoridades migratorias en que era ciudadano estadounidense.

Pero sus alegatos fueron rechazados una y otra vez y su situación causó estragos en numerosas personas, especialmente a sus familiares más cercanos como su esposa e hijos.

El abogado Matthew Hoppock que lo representó en la corte de inmigración, dijo que es asombroso el que nadie en la agencia migratoria de Estados Unidos, se preocupara por revisar el error.

Hace una semanas, su caso quedó aclarado y resuelto en un tribunal federal del Quinto Distrito Judicial que desestimó el argumento del gobierno, dictaminando que la excusa oficial no tenía validez ni lógica y estableciendo que ciertamente, la confusión se debió a un error tipográfico.

"El señor Saldaña es ciudadano de los Estados Unidos y lo es desde que nació", dijeron los jueces federales en su edicto respecto al caso del mexico americano.

"El error fue perpetuado sin corregir por el Departamento de Seguridad Nacional", añadieron los magistrados. Saldaña, quien ahora tiene 49 años de edad y es carpintero a destajo calificó como una odisea tortuosa y costosa la situación por la que atravesó con las autoridades migratorias de Estados Unidos.

El caso se resolvió el 11 de septiembre de este año.

Saldaña había sido sentenciado a una condena por narcotráfico en Texas en 1989 y después de cumplirla fue deportado en 1992 a pesar de que les dijo a la corte migratoria que era estadounidense.

Entre el 2002 y el 2007, pidió cuatro veces la copia de su certificado de nacionalidad, pero no se lo consiguieron. "Cada vez que era deportado, me separaban de mi familia", dijo Saldaña.

"Siempre viví con el temor de que cualquier noche, iban a venir a mi casa para deportarme otra vez", sostuvo.

Saldaña nació en 1964 en la ciudad de Matamoros en México, colindante con Bronsville en Texas. Sostiene que alberga rencor por las veces que fue deportado, por cada ocasión en las que su familia tuvo que sacrificarse económicamente para contratar abogados, por los momentos en los que no pudo estar con sus hijos y esposa, por lo mal pagado que era su trabajo como un obrero a destajo, porque supuestamente no tenía papeles legales y por la carga que tuvo que soportar su esposa Laura.

"Siempre les dije que era ciudadano automáticamente al nacer, porque mi padre lo era", agregó.

Inmigración alegó que Saldaña debió haber sido legitimado antes de los 21 años de edad, en un proceso que estaba presuntamente establecido en el artículo 314 de la constitución mexicana.

En una carta enviada a Saldaña en el 2008 por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), se le decía que la única manera de que fuera americano, era la de si sus padres se casaban.

Nunca se casaron y no tenían que hacerlo.

El acta de nacimiento de Saldaña emitida en el estado mexicano de Tamaulipas incluye los nombres de su padre norteamericano y su madre mexicana.

Y el tribunal determinó que el documento es suficiente para demostrar la ciudadanía estadounidense de Saldaña.

La jueza Jennifer Walker Elrod de la Corte Federal del Distrito de Houston (Texas), se mostró asombrada e incrédula por lo que inmigración le había hecho a un ciudadano de los Estados Unidos de América.

Saldaña ni su abogada Marlene Dougherty, no dejaron en claro si contemplan demandar a la USCIS y el gobierno de Estados Unidos.


Descarga la aplicación

en google play en google play