Escúchenos en línea

Inmigrantes tendrán cobertura de salud con el Obamacare

Washington. Agencias. | 30 de Septiembre de 2013 a las 16:55

Estados Unidos es el hogar de más de por lo menos 21 millones de inmigrantes que no son ciudadanos, y para gran parte de ellos, la cobertura de salud es una preocupación. Esto ocurre porque muchos tanto los que entraron al país legalmente como los indocumentados trabajan en empleos de baja remuneración que no incluyen seguro médico.

Como resultado, los que no son ciudadanos estadounidenses tienen tres veces más chance de no tener seguro que los nacidos en ese país, aunque sólo representan el 20 por ciento de los que no tienen seguro.

La Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio contribuirá a algunos a tener cobertura, aunque los indocumentados no tendrán acceso a los subsidios federales o derecho a comprar cobertura a través del nuevo mercado de seguros de salud (o de intercambio, como también se lo conoce).

Esta decisión de la administración del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, generó muchas críticas por parte de grupos pro inmigrantes. Además, los activistas también reclamaron cuando, en 2012, el Gobierno decidió no extender la cobertura de la ley a los jóvenes que fueron aceptados en el programa de Acción Diferida, que ofrece un estatus legal temporal a aquéllos que llegaron de manera ilegal al país de chiquitos, traídos por parte de sus padres.

Para el resto, se espera que la ley de salud incremente la cobertura, ya sea a través de aseguradoras privadas o del Medicaid, el programa federal gerenciado por los estados para los residentes de escasos recursos. Las siguientes son cinco preguntas sobre la ley de salud, los inmigrantes y los proveedores de salud que los cuidan.

Se espera que al menos 10 millones de inmigrantes que viven en el país legalmente puedan obtener seguro de salud. Los inmigrantes que no tengan cobertura médica por sus empleadores podrán comprarla a través de los nuevos mercados de salud, o de intercambio, que comienzan a operar a partir del primero de octubre. Ya que muchos de estos inmigrantes trabajan en empleos de baja remuneración, pueden también calificar para Medicaid, aunque muchos de ellos no calificarán porque uno de los requisitos es haber permanecido en el país por al menos los próximo cinco años. Los inmigrantes que tienen estatus de refugiados pueden calificar para Medicaid sin esperar el período de cinco años. La ley federal expande la elegibilidad para Medicaid en todos los estados para personas que ganen hasta 138% del nivel federal de pobreza, es decir, unos $15,800 para un individuo y $33,000 para una familia de cuatro miembros.

Un estimado de 57 por ciento de los no ciudadanos sin seguro médico, cumplen con este requisito por sus ingresos. No obstante, cerca de la mitad de los estados han optado por no aceptar la expansión del Medicaid, porque la Suprema Corte dictaminó que el Gobierno federal no puede penalizar a los estados que elijan no ampliar la elegibilidad.

Los inmigrantes con documentos que ganen más del límite del Medicaid podrían calificar para un subsidio federal que apunta a ayudar a las personas que ganan hasta cuatro veces por sobre el nivel de pobreza unos USD 46,000 para un individuo a comprar cobertura médica a través del nuevo mercado de seguros.

Además, los inmigrantes con estatus legal que no son elegibles para Medicaid porque no han estado en el país por cinco años serán elegibles para subsidios a través del nuevo mercado de intercambio.


Descarga la aplicación

en google play en google play