Escúchenos en línea

Autorizan permisos de conducir para indocumentados en California

Los Ángeles, EEUU. Agencia EFE | 4 de Octubre de 2013 a las 14:52

El gobernador de California, Jerry Brown, firmó una ley que autorizará la emisión de licencias de conducir para inmigrantes indocumentados y que beneficiará a más de un millón de conductores.

El gobernador firmó la ley en el Ayuntamiento de Los Ángeles con la presencia de cientos de activistas de derechos de los inmigrantes, así como el alcalde Eric Garcetti, el jefe policial Charlie Beck y el arzobispo José Gómez.

"Éste es sólo el primer paso. Cuando un millón de personas sin documentos estén manejando legalmente y con respeto al estado de California, el resto del país tendrá que tomar nota", dijo Brown al firmar la medida, en referencia a una exhaustiva reforma migratoria que está ahora estancada en el Congreso.

"Ya no hay personas indocumentadas viviendo en las sombras. Están vivos y son bien respetados en el estado de California", afirmó el gobernador.

"Se trata de poder subirse a un coche sin el miedo de que la gente de Charlie Beck te lo quite".

Los oradores destacaron en sus discursos que la ley, además de mejorar la seguridad en las calles, permitirá a los inmigrantes indocumentados llevar adelante sus vidas rutinarias, como ir al trabajo o buscar a sus chicos en la escuela, sin sentir la sombra del miedo sobre sí.

"La gente se pregunta cómo se siente hacer historia. Bien, se siente así", dijo el alcalde Garcetti, anfitrión de la ceremonia.

La ley AB60, que otorga licencias de conducir a los residentes de California sin importar su estatuto migratorio, fue aprobada el mes pasado por la Asamblea con 55 votos a favor y 20 en contra.

La medida, que entrará en vigor a más tardar en enero de 2015, es especialmente importante en ciudades como Los Ángeles -y en el sur de California en general-, que están cruzadas por autopistas, fueron diseñadas en función de los automóviles y cuyo sistema de transporte público es lento y disperso.

Desde 1993, cuando una ley impidió conducir a los inmigrantes sin papeles, "miembros de la comunidad (...) han sido sujetos de detenciones de tránsito arbitrarias e incluso arrestos y deportaciones, sólo porque se les negaba una licencia de conducir debido a su estatuto migratorio", dijo Julia Harumi Mass, abogada de la influyente Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU).

No obstante, las licencias para indocumentados se diferenciarán de las regulares al identificarse como "DP" (por "Privilegio de Conducir", en inglés), en lugar de "DL" (por "Licencia de Conducir").

Además, se le incorporará una nota con la leyenda: "Esta tarjeta no se puede utilizar para fines federales. Esta licencia es emitida solamente para manejar un vehículo de motor. No establece elegibilidad para empleo, registro de votación o beneficios públicos".

Esto generó críticas en algunos sectores, en particular los sindicatos, que consideraron que así las licencias estarán "marcadas" y argumentaron que tal diferenciación fomentará el racismo de parte de la policía hacia los inmigrantes indocumentados.

"La AB60 no es una ley perfecta, pero evita la incautación de los coches de millones de conductores de California, que enfrentan luego fuertes multas", señaló la Coalición de Derechos Humanos de Los Ángeles (CHIRLA), en un comunicado.

"Y como cada conductor ahora deberá superar un examen escrito y práctico, las calles serán más seguras para todos", agregó, al saludar la medida.

Los indocumentados pueden obtener licencias de conducir en estados como Nuevo México, Utah, Nevada, Oregon, Colorado y Washington (en el oeste) y Maryland, Illinois y Connecticut (en el este).

En Estados Unidos viven cerca de 11 millones de inmigrantes sin papeles, la mayoría de ellos mexicanos.


Descarga la aplicación

en google play en google play