Escúchenos en línea

Católicos españoles resaltan responsabilidad hacia inmigrantes por Lampedusa

Guadalajara. Europa Press. | 5 de Octubre de 2013 a las 12:28

El responsable en Castilla-La Mancha de la Asociación Católica Española de Migraciones (ACCEM), Braulio Carlés, ha señalado en referencia a la tragedia en la Costa de Lampedusa que "de una un otra forma, todos somos culpables de lo que está pasando".

El responsable territorial de ACCEM Castilla-La Mancha, en declaraciones a Europa Press, se ha adherido a las palabras del Papa Francisco en las que calificaba de "vergüenza" que hechos como este sigan pasando, y piensa que es el momento de poner medidas para que no vuelvan a repetirse "nunca más".

Como señal de duelo y gesto de solidaridad, a la entrada de las organizaciones sociales de la diócesis Sigüenza-Guadalajara en Guadalajara, entre las que se encuentra Cáritas o Guadacoge, se ha colocado hun lazo negro y unas velas que seguirán ahí durante varios días.

Carlés se ha preguntado ahora "¿quién llora y quien derrama ahora lágrimas por tantos inmigrantes muertos?", a la par que ha incidido en la necesidad de que los gobiernos tomen medidas y "luchen para que en el mundo entero nunca vuelva a producirse una situación tan desafortunada, vergonzosa, asquerosa" como esta.

Para este responsable de Migraciones, hay que trabajar en la cooperación internacional para que estos países se puedan desarrollar: cree que aunque en Europa, y más concretamente en España, hoy lo esté pasando mal mucha gente, "nunca tan mal como en estos países".

Considera que ante "tanto sufrimiento, miseria y el riesgo que corren muchos de perder su vida*", gobiernos, entidades sociales y el mundo entero debe "recapacitar", porque "no se puede mirar a otro lado", ha dicho convencido.

A aquellas personas que puedan pensar que hechos como este les quedan lejos, el mensaje de Carlés ha sido decirles que se trata de un "problema de la humanidad" que requiere medidas conjuntas. Entiende que aunque la exclusión social tiene que trabajar "con todos" los seres humanos, el inmigrante sigue estando más desprotegido, tiene más necesidades que otros colectivos y requiere más apoyo, "sin olvidar la resto".

En Castilla-La Mancha ACCEM cuenta con cerca de 200 personas extranjeras en Acogida al margen de otras muchas en riesgo de exclusión social.


Descarga la aplicación

en google play en google play