Escúchenos en línea

Siguen presos jóvenes «dreamers» tras entregarse en los EEUU

Dallas. Agencia Notimex. | 9 de Octubre de 2013 a las 16:23

Un total de 26 jóvenes indocumentados conocidos como "dreamers", siguen detenidos por autoridades migratorias, ocho días después de cruzar la frontera con México y entregarse al reingresar sin documentos y pedir asilo a Estados Unidos.

Otros ocho que también cruzaron el 30 de septiembre, entre ellos varios menores de edad, fueron dejados en libertad bajo palabra, pendientes de comparecer ante un juez para resolver su situación, dijo el abogado de la Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes, David Bennion.

El abogado expuso que los 26 que siguen en un centro de detención de migración en El Paso, Texas, fueron entrevistados por funcionarios de la Oficina de Inmigración de Aduanas (ICE) para sustentar el requisito de "temor fundado", necesario para que se les otorgue asilo.

Explicó que el grupo está ahora a la espera de saber si sus casos serán asignados a un juez de procedimientos de asilo completo.

Los jóvenes, mexicanos en su gran mayoría a excepción de una hondureña y otra ecuatoriana, fueron traídos a Estados Unidos cuando aún eran niños en forma indocumentada por sus padres.

Todos ellos fueron educados en Estados Unidos y sus familias y amigos residen en ese país, por lo que argumentaron que su deportación a México les significa un serio daño personal al separarlos de los lugares en los que se han crecido.

Los jóvenes podrían calificar para los beneficios que otorga el programa de acción diferida del presidente estadunidense Barack Obama, emitido por orden ejecutiva del mandatario el año pasado.

El programa de acción diferida permite a algunos jóvenes indocumentados que llegaron a este país siendo niños, el poder vivir y trabajar en Estados Unidos por un período renovable de dos años.

El programa, sin embargo, no contempla a aquellos jóvenes que por alguna razón regresaron a México o fueron deportados en forma previa al inicio de dicho beneficio.

El cruce de los 34 jóvenes fue organizado por la Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes, bajo una nueva táctica que pretende forzar al gobierno federal el permitir el ingreso de jóvenes indocumentados que se criaron en Estados Unidos, pero que fueron deportados u obligados a regresar a su país de origen.

El grupo cruzó la frontera caminando por el Puente Internacional Juárez-Lincoln que une a Nuevo Laredo, en el estado mexicano de Tamaulipas, con Laredo, en Texas, y se entregó en el lado estadunidense a los agentes del ICE.

Los jóvenes imitaron así la acción realizada en julio pasado por un grupo de nueve activistas a los que se les bautizo como los Dream9 que cruzó la frontera por Nogales, Arizona.

Los Dream9 permanecieron dos semanas en un centro de detención de inmigración antes de ser dejados en libertad, al aprobarse en forma provisional sus solicitudes de asilo.


Descarga la aplicación

en google play en google play