Escúchenos en línea

Progresa la percepción que existe hacia inmigrantes indocumentados

Washington. Por Luis Ángel Galván/Especial La Estrella Digital | 11 de Octubre de 2013 a las 19:33

De acuerdo a un reciente estudio realizado por el Pew Hispanic Center, la población latina en los Estados Unidos en este momento tiene una mejor percepción de la inmigración indocumentada que en el 2010.

El análisis muestra que el 45 por ciento de los latinos adultos considera bueno el efecto de los inmigrantes indocumentados que residen en este país; un aumento de 16 por ciento en relación con el porcentaje de hace tres años.

El estudio arroja también que esta percepción se encuentra más arraigada en los latinos que han nacido en el extranjero que los nacidos en los Estados Unidos.

Pero "no todos los latinos que nacieron en EU tienen una imagen positiva de los migrantes indocumentados; un 33 por ciento de los latinos de tercera generación y un 22 por ciento de los latinos de segunda generación consideran que el impacto de los inmigrantes indocumentados es negativo", reza el documento.

Dice además que la población indocumentada en EU llegó a un récord histórico de 12.2 millones de personas en 2007, bajó a 11.3 millones en 2009 y repuntó a 11.7 millones en marzo de 2012. Del total de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos, más de seis millones son de origen mexicano".

Para Roberto Calderón, historiador de la University of North Texas (UNT), los resultados del estudio no son una sorpresa.

"Desde hace tiempo que los latinos no son un monolito cultural, política o económicamente hablando, sino todo lo contrario; lo mismo se aplica para los latinos basados en el grado o nivel de logro educativo que se encuentra en la mesa de votación, pues los latinos que han alcanzado un mayor grado de educación tienden a ser los menos a favor de los inmigrantes indocumentados y de la migración", considera Calderón.

Calderón señaló que los latinos con menos educación tienen una conexión "a tierra": "Los que tienen una educación secundaria o menor, tienden a favorecer a los inmigrantes indocumentados y al asunto de la migración en un porcentaje significativamente más alto que los de su propia comunidad que han obtenido educación universitaria", indicó el profesor.

El historiador enfatizó que esto debe alertar a los organizadores de las comunidades latinas, "queda mucho trabajo por hacer con los de su propia comunidad que se cuentan entre los mejor educados, lo mismo entre los funcionarios latinos electos en todo el país".

Para el economista Eduardo Rincón, los sentimientos positivos resultan de la atención que los indocumentados han recibido en las noticias nacionales, especialmente los que han sido relacionados con Dream Act.

"Los hispanos nativos que tengan familia aunque son inmigrantes no se preocupan tanto con las experiencias de los inmigrantes indocumentados, sino con las experiencias y barreras que ellos encuentran en la economía, el desempleo, etc.".

Rincón agregó que "vamos a observar un crecimiento nuevo de inmigrantes indocumentados, ya que la economía de Estados Unidos sigue mejorándose".

En tanto para Rodney Cruz, asesor financiero en Dallas, al paso del tiempo los niveles de aceptación irán creciendo para con los inmigrantes indocumentados.

"La inmensa mayoría de los inmigrantes vienen a este país a trabajar y pagan impuestos. La fuerza trabajadora migrante mantiene bajos los precios de muchos productos y contribuyen a fortalecer los programas de Medicare y Seguro Social", dijo Cruz.

Los migrantes "no sólo contribuyen a esos programas, sino que muchos de ellos no van a reclamar los beneficios en el futuro", y agrega que el poder económico de los hispanos equivale casi a un 10 por ciento de la economía total de la nación, señaló Cruz.

Juan Miguel López, un empresario mexicano del Metroplex desde hace ocho años, destacó que el aporte social de los latinos ha sido increíble pues "sustentan la economía al tener dos o tres trabajos, además tienen valores importantes como la integración familiar".

López agregó que no sólo son los latinos, también los inmigrantes asiáticos, europeos, y africanos contribuyen al desarrollo del país.

En relación a lo argumentado por Calderón, López dijo que es triste que las personas cuando ya tiene un estatus educativo o legal, se olvidan de sus raíces, "esto pasa en todos los grupos étnicos, aquí hay que hacer más partícipes a los hijos de inmigrantes, que no pierdan el piso de donde viene sus abuelos, para poder entender y no rechazar a la persona que ha emigrado, pues sus abuelos o bisabuelos también cruzaron esa brecha", finalizó.


Descarga la aplicación

en google play en google play