Escúchenos en línea

Indocumentados se preparan para obtener licencia de conducir en California

Los Ángeles, EEUU. Agencias. | 18 de Octubre de 2013 a las 19:09

Los inmigrantes indocumentadas en California podrán tendrán acceso a una libreta de conducir. La Ley SB60, promulgada por el gobernador Jerry Brown, autoriza conceder un carné de manejar a cualquier residente del Estado de California, sin importar si tiene o no estatus legal de permanencia en la Unión Americana.

Esa ley La ley entrará en vigencia a partir de enero de 2015, pero se estima que la Dirección de Motores y Vehículos (DMV) estará ya en condiciones de recibir en sus 170 oficinas dispersas en el estado, las solicitudes dentro de 14 meses. Funcionarios de gobierno y organizaciones civiles estiman que entre 1,4 y 1,7 millones de personas se anotarán para solicitar su libreta de conducir.

Ese estado de une de esta manera, a una lista de diez en Estados Unidos que extienden el documento a personas sin un estatus migratorio. A principios de este año solo tres estados, Washington, Utah y Nuevo México, lo concedían, pero después se unieron Oregón, Nevada, Colorado, Illinois, Vermont, Connecticut y Maryland.

"Esta ley mejorará la seguridad pública de todos los californianos al asegurarse que las personas indocumentadas aprueben un examen escrito y de manejo, y obtengan una prueba de seguro de auto y una licencia antes de conducir sus vehículos en California", aseguró Jean Shiomoto, subdirectora del DMV, en un comunicado escrito.

La directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles, Angélica Salas, expresó a Univisión que la ley permitirá evitar que a "millones de conductores en California les sean incautados sus vehículos y enfrenten severas penas y cuantiosos costos judiciales por no contar con este documento. Ya no tendrán que infringir la ley para hacer algo tan básico como manejar para ir al trabajo, la escuela o el hospital. Lo que sigue ahora es continuar peleando por la integración completa del migrante", expresó.

El permiso tendrá las letras de identificación DP (Driving Privilege), en lugar de las que aparecen en las licencias para residentes legales, DL –Driver License-. Sin embargo, la Ley SB60, entre otras medidas, prohíbe discriminar tomando en cuenta estas nuevas licencias, y utilizarlas para iniciar investigaciones criminales, arrestos o detenciones de individuos, en base al estado de permanencia de un individuo en Estados Unidos.

"Los temores de quienes se opusieron a esta ley no tienen fundamentos. Argumentaban que una licencia de privilegio expone al inmigrante ilegal a ser deportado, pero hemos visto que no se ha registrado incremento en el número de deportaciones en los estados en que existen estas licencias. De hecho se entiende que una licencia detiene el proceso de entrar al booking system, que eventualmente sí conlleva a una deportación", sostuvo Joseph Villela, director de política y abogacía de la Coalición.

Los inmigrantes interesados pueden prepararse para rendir un examen de manejo, accediendo a manuales en www.dmv.ca.gov, e incluso allí observar exámenes de muestra en diez idiomas, incluido el español.

Hasta que inicia la recepción de solicitudes, se sugiere a los futuros postulantes ir compilando las pruebas de residencia en el estado que le serán requeridas llegado el momento, por ejemplo, recibos de la cuenta de energía eléctrica, de gas o bancaria. Y aunque aún no se conocen otros tipos de requisitos, es posible que entre las pruebas de identidad a aportar, sean solicitadas la matrícula consular y el pasaporte vigente.

Mientras tanto, en la isla de Puerto Rico, una ley similar entrará en vigencia en agosto de 2014, cuando se cumpla el año que el gobernador Alejandro García Padilla, diera su visto bueno a que los inmigrantes sin estatus migratorio oficial y que llevan más de un año como residentes en la isla, soliciten una licencia provisional para conducir vehículo de motor.

Todos los que soliciten ese permiso, deberán presentar entre otros documentos, pasaporte o identificación consular vigente. La licencia tendrá vigencia de tres años, renovable por periodos adicionales de tres años y contará con un diseño único. El documento especificará, además, que su uso será exclusivamente como permiso provisional para conducir y no como documento de identificación oficial.


Descarga la aplicación

en google play en google play