Escúchenos en línea

Inmigrantes denuncian malos tratos en centro de internamiento en Valencia

Valencia. Levante-EVM. | 19 de Octubre de 2013 a las 15:38

Dos inmigrantes de origen argelino, a través de la Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE), ha denunciado que sufrieron intimidación, vejaciones y agresiones físicas por parte de la policía en el CIE de Zapadores tras iniciar una huelga de hambre pacífica en protesta por su privación de libertad.

Fuentes policiales negaron ayer viernes que se haya producido ninguna huelga de hambre y aseguraron que colaborarán con la Justicia, como han hecho en otras ocasiones, por si hubiera responsabilidad de algún funcionario.

La huelga de hambre comenzó el pasado viernes 11 de octubre, en la hora de la cena, cuando cuatro personas se negaron a comer con el objetivo de llamar la atención para que les liberaran o les enviaran a sus países de origen. Según relata en su denuncia Yossaf Alwalid, uno de los ciudadanos argelinos que iniciaron la protesta, su finalidad era salir de «un centro donde las condiciones provocan tensiones entre la gente». Al día siguiente, sobre las 23.30, Alwalid denuncia que la policía le agredió a él y a otros internos, tras descubrir que había encendido un papel para mantener el fuego y poder fumar más adelante. La policía preguntó de quién era y Alwalid contestó que suyo. Uno de los guardias le comenzó a golpear ambos lados de su cara, provocándole un hematoma en el ojo, siempre según su relato.

Por su parte, el ciudadano argelino Redouane Badrdine, que también participó en la huelga de hambre, denunció el pasado martes haber sufrido malos tratos por parte de un policía del CIE de Zapadores. Según los comunicantes de la campaña por el cierre del centro, un agente le golpeó con el puño cerrado en su pómulo izquierdo. Después, el policía le cogió del hombro fuertemente y le obligó a abrir la boca y le escupió dentro.


Descarga la aplicación

en google play en google play