Escúchenos en línea

Deportan a México a joven activista del grupo Dream30

Tucson. EFE. | 29 de Octubre de 2013 a las 13:11

La joven indocumentada Rocío Hernández, que formaba parte del grupo conocido como Dream30, fue deportada hoy a México, mientras que 25 de sus compañeros iniciaron una huelga de hambre para llamar la atención sobre su situación.

Mohammed Abdolahi, representante de la Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes (NIYA), dijo a Efe que la joven, que había permanecido más de tres semanas en un centro de detenciones tras entrar al país a través del puerto de Laredo (Texas) desafiando las leyes migratorias del país, fue deportada a primera hora del día después de que su petición de asilo político fuese denegada.

La familia de la joven asegura temer por su vida, ya que dos de sus allegados fueron secuestrados por el cartel de Los Zetas.

Originaria del estado mexicano de Veracruz, la joven de 24 años, llegó a Estados Unidos cuando tenía 4 años y había regresado de forma voluntaria a México después que no pudiera continuar con sus estudios universitarios en Carolina del Norte ante la falta de estatus migratorio.

La madre de la joven indocumentada fue arrestada la semana pasada cuando acudió a las oficinas del senador Bob Menéndez (D-Nueva Jersey) a pedir ayuda para su hija.

Abdolahi dijo que otros ocho jóvenes de los Dream30 enfrentan el riesgo de ser deportados también en los próximos días.

Por su parte, 25 miembros del grupo original de 34 que todavía continúan en el centro de detenciones de Laredo iniciaron ayer lunes una huelga de hambre con la que buscan convencer a Bob Menéndez de que presione para lograr su liberación.

La presión de los activistas y familiares de estos jóvenes se realiza desde varios frentes en todo el país y, así, en Chicago, miembros de la comunidad latina tienen previsto protestar hoy para pedir la liberación de Marcela Espinoza, que sigue detenida en Texas, a pesar de que Inmigración le otorgó el permiso de regresar a esa ciudad mientras su proceso legal continua.

El grupo soñadores intentó volver a Estados Unidos desde México a través de la garita de entrada de Laredo el pasado mes, vistiendo sus togas y birretes de graduación y retando por segunda vez a las autoridades migratorias.

Los Dream30 siguieron el ejemplo de los Dream9, quienes el pasado mes de julio lograron reingresar al país por Arizona, después de pasar más de dos semanas en un centro de detenciones y lograr visados temporales mientras se tramita su petición de asilo político.


Descarga la aplicación

en google play en google play