Escúchenos en línea

Ponen bajo lupa la inmigración hacia países de Europa

Madrid, España. Agencias. | 31 de Octubre de 2013 a las 17:38

La muerte de más de 300 migrantes africanos en un naufragio en las costas de la isla italiana de Lampedusa, que ocurrió a principios de octubre, ha puesto bajo la lupa a la inmigración ilegal hacia Europa.

Aunque la tragedia en Lampedusa conmovió al mundo, se ha hecho poco para disuadir a los migrantes que siguen emprendiendo el peligroso viaje a través del Mediterráneo para llegar del norte de África a las costas de Europa.

Frontex, la agencia para las fronteras de la Unión Europea, señala que la mayoría de las personas que viven ilegalmente en Europa llegaron por avión, contaban con una visa válida y simplemente se quedaron después de que su vigencia terminara.

La agencia fronteriza calcula que al menos 72,000 personas de distintas nacionalidades entraron ilegalmente en la Unión Europea en 2012 a través de rutas terrestres y marítimas, y que la cifra real podría ser mucho mayor.

Según el reporte de Análisis de Riesgo Anual 2013 de Frontex, el 51% de los migrantes que entran ilegalmente en Europa por tierra y mar tomaron la ruta del Mediterráneo oriental, mientras que muchas personas entraron en Grecia antes de seguir hacia los Balcanes Occidentales por tierra o de dirigirse a Italia a bordo de un transbordador.

A pesar de que disminuyeron las detecciones de cruces fronterizos ilegales en la zona del Mediterráneo occidental, entre el norte de África y España, según el reporte, aumentaron los intentos de incursión de los migrantes a través de la región del Mediterráneo central, incluida Italia. Muchos de los migrantes huyen de la violencia y la pobreza de países como Siria y Libia.

La muerte de cientos de migrantes a principios de octubre ha propiciado que los líderes de la Unión Europea revisen las políticas inmigratorias del bloque.

La comisionada de asuntos internos de la Unión Europea, Cecilia Malmstrom, emitió un comunicado a principios de octubre en el que llamó a los países europeos a entregar a Frontex los recursos para emprender "una amplia operación de búsqueda y rescate a cargo de Frontex en el Mediterráneo, desde Chipre hasta España".

La Unión Europea también indicó que establecerá un nuevo sistema de vigilancia fronteriza y una fuerza de trabajo en el Mediterráneo para reforzar sus labores, además de que revisará sus políticas de asilo a mediados del año próximo.

Los observadores no esperan que disminuya la cantidad de barcos con migrantes que intentan llegar a las costas del sur de Europa.


Descarga la aplicación

en google play en google play