Escúchenos en línea

Activista quiere llevar madres deportadas a EEUU

Miami. Agencias. | 7 de Febrero de 2014 a las 16:36

El latino José Antonio Machado tenía apenas 15 años y era demasiado joven e indefenso como para evitar que se la llevasen. Su madre, Melba, lucía un uniforme anaranjado y estaba esposada cuando un empleado del servicio de inmigración la sacó del lugar.

Tras alejarse, la madre se dio vuelta y él le dijo "te quiero''. Ella asintió y siguió caminando, mientras él la observaba.

Machado idealiza a su madre. Es la mujer bajita que se imagina abrazándolo cuando llega de la escuela. Cuya comida extraña y cuyo cariño y consejos necesita aún hoy, en que tiene 18 años de edad.

"Si estuviésemos juntos las cosas serían mucho más fáciles'', sostiene. "Una madre te da un amor incondicional''.

Este inmigrante está en la misma situación de miles de jóvenes: es el hijo de un padre que vino ilegalmente a Estados Unidos y luego fue deportado, mientras que él se quedó aquí.

"José es un niño abandonado'', sostuvo un defensor de los derechos de los menores en un proceso que hizo que se lo enviase a un hogar de crianza en el año 2011. Unos 5 mil 100 jóvenes cuyos padres están detenidos o fueron deportados viven en hogares de crianza, según un estimado.

Si este inmigrante fue abandonado, no fue por su madre sino por las leyes de su país adoptivo que la deportó.

En los últimos tres años Machado se fijó una misión: Traer de vuelta a su madre. Ha ido al Congreso de los Estados Unidos, se ha entrevistado con figuras como Donald Trump y Mark Zuckerberg, el creador de Facebook, y ha hecho presentaciones en televisión. Es hoy una figura pujante en el debate nacional sobre el tema de las leyes de inmigración, una voz joven pero potente que defiende los intereses de su familia y de muchas otras que aspiran a reunirse.


Descarga la aplicación

en google play en google play