Escúchenos en línea

Nebraska alista normas de inmigración

Lincoln, Nebraska. Agencias. | 12 de Febrero de 2014 a las 18:58

Una ciudad de Nebraska empezó aplicar normas aprobadas por el electorado contra la inmigración no autorizada, pese a amenazas de costosas demandas federales una vez que la medida entre en vigor.

Los funcionarios de Fremont informaron que la policía empezará a ejecutar la medida 30 días después que los resultados de una elección especial en la ciudad sean ratificados. Casi un 60 por ciento los electores en Fremont decidió el martes mantener vigente una ordenanza que obliga a quienes renten una vivienda a obtener un permiso de cinco dólares y jurar que tienen autorización legal para vivir en EEUU.

La presidenta del concejo municipal de la ciudad de Fremont, Jennifer Bixby, manifestó que los funcionarios respetarían la decisión del electorado sobre la medida, que fue aprobada por primera vez con 57 por ciento a favor entre los votos emitidos en el año 2010.

Los detractores impulsaron la nueva votación al afirmar que las restricciones impuestas a los alquileres serían ineficaces y podrían costar a la ciudad de Fremont millones de dólares en honorarios legales y subvenciones federales perdidas. Además, dijeron que dañaba la imagen de la ciudad de 26.000 habitantes. Pero sus argumentos no fueron suficientes para modificar la posición de los votantes en este centro agrícola conservador vecino de Omaha.

Bixby señaló que la elección ayudó a subrayar la posibilidad de futuras demandas legales contra la ciudad y el gasto de los contribuyentes locales.

"El concejo ahora se siente cómodo de que la comunidad ahora conoce los costos tanto de corto como a largo plazo por implementar esto", sostuvo Bixby. "Esto afectará directamente sus bolsillos, y queríamos asegurarnos de que todo ciudadanos comprende eso".

Dependiendo del tiempo, los resultados pueden ser ratificados en las próximas reuniones del concejo el 25 de febrero o el 11 del mes de marzo.

"Nos entristece el resultado de la votación del martes y apoyaremos a esos residentes de Fremont que se verán perjudicados por la decisión desafortunada de permitir la aplicación de una ordenanza discriminatoria", sostuvo Amy Miller, directora ejecutiva de la Asociación Nacional para la Defensa de los Derechos Civiles de Nebraska.

Fremont es una de apenas un grupo de ciudades que buscan restringir la inmigración ilegal y, al igual que las otras, se ha visto sujeta a disputas judiciales debido a las regulaciones. Los líderes municipales congelaron la ordenanza después de la votación del 2010 mientras era revisada en los tribunales.

Las reglas requieren que todo el que alquile una casa pague cinco dólares para solicitar un permiso y jure tener permiso para residir en Estados Unidos, aunque no hay un mandato que requiera presentar pruebas. Los propietarios tienen que asegurarse de que los inquilinos tengan permisos a riesgo de ser multados con 100 dólares.


Descarga la aplicación

en google play en google play