Escúchenos en línea

Piden a la Casa Blanca acciones urgentes contra decisión judicial

Washington. Agencias. | 17 de Febrero de 2015 a las 16:33

Organizaciones civiles proinmigrantes, que se preparan para combatir a nivel legal y político la decisión judicial de suspender temporalmente las medidas migratorias del presidente Barack Obama, urgieron hoy a la Casa Blanca presentar cuanto antes una apelación de emergencia en contra de la decisión.

"Este es un retraso injustificado, debemos recalcar que es una decisión temporal, por lo que pedimos una respuesta inmediata por parte del Gobierno Federal", dijo hoy a Efe Marielena Hincapié, directora ejecutiva del National Immigration Law Center (NILC) durante una conferencia de prensa vía telefónica.

El centro forma parte de una coalición de múltiples organizaciones que dieron testimonio escrito ante la corte federal en respuesta a la demanda colectiva interpuesta por 26 estados, liderados por Texas.

A un día para que el Servicio de Inmigración comenzara a aceptar las aplicaciones de personas que se podrían beneficiar de la ampliación del programa de Acción Diferida, el juez Andrew Hannen, de la Corte Federal del Distrito de Brownsville en Texas, suspendió temporalmente la implementación de los dos programas.

El primero, que estaba programado para entrar en vigor el 18 de febrero, beneficia a los indocumentados que llegaron a Estados Unidos antes de cumplir los 16 años, sin importar la edad que ahora tengan, y el otro, que entraba en vigor en mayo, beneficia a aquellos que tienen hijos que son ciudadanos o residentes legales de este país.

"Estamos convencidos que este bloqueo temporal será eliminado", sostuvo Hincapié.

El caso ahora pasa a manos de la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de Estados Unidos en Nuevo Orleans, una corte calificada como "conservadora" por lo expertos legales.

"El tema migratorio es muy político, pero ante las cortes no es un tema (ni) liberal ni conservador. Ningún juez que esté siguiendo la ley debería haber fallado en contra de la administración del presidente Obama. El Quinto Circuito es conservador, pero existen casos pasados donde se han favorecido a los inmigrantes", afirmó la activista.

Aseguró que la decisión del juez Hannen se "esperaba", pero mostró su confianza en que la corte de apelación levantará la suspensión temporal, aunque reconoció que este proceso legal puede tomar "semanas" o inclusive "meses".

También, vaticinó, que existen grandes posibilidades de que el caso pueda llegar inclusive ante la Suprema Corte de Estados Unidos.

La experta Debbie Smith, representante del Service Employees International Union consideró que es importante recalcar que esta decisión no afecta a los jóvenes indocumentados que ya cuentan con el beneficio de la Acción Diferida (DACA) anunciada en el 2012, ni tampoco afecta a su proceso de renovación.

Smith señaló a Efe que es importante considerar también que todos los estados demandantes están representados por gobernadores republicanos.

Por su parte, Hincapié recalcó que estos estados demandantes son los mismos que en el pasado han aprobado legislaciones consideradas como "antiinmigrantes".

"Los estados con un alto porcentaje de población inmigrante que han experimentado los beneficios de esta comunidad, están a favor de la orden ejecutiva del presidente Obama", aseguró.

A su vez, la codirectora del grupo Nacional Dream Action Coalition, Erika Andiola, dijo a Efe que lo más importante en estos momentos es que la comunidad inmigrante indocumentada no pierda la confianza, que se siga preparando y se mantenga informado sobre los últimos acontecimientos.

Políticos como el congresista federal por Illinois, el demócrata Luis Gutiérrez, reaccionaron a la noticia condenando la suspensión por parte de la corte en Texas.

"Nos habrán retrasado, pero no nos vencerán. En nuestros vecindarios se tratará de defender a las familias y asegurarnos que los niños que son ciudadanos de los Estados Unidos no crezcan sin sus padres. Así de simple. Existe una gran pasión y determinación en la lucha para defender esta familias", aseguró Gutiérrez en un comunicado.

El director nacional de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos ( LULAC), Brent Wilkes, confesó estar desilusionado que después de años de promesas por parte de líderes republicanos que aseguran que apoyan una reforma migratoria comprensiva y bipartidista su única respuesta hasta el omento ha sido tratar de bloquear los esfuerzos para dar una alivio migratorio a millones de inmigrantes en Estados Unidos.

Aunque la mayoría de organizaciones y activistas recibió como un "balde de agua fría" la decisión del juez federal en Texas de suspender la implementación de la orden ejecutiva del presidente Obama, también hubo otros que manifestaron su agrado y su acuerdo con la resolución.

En un comunicado, el director ejecutivo de American Principles in Action's Latino Partnership, el conservador Alfonso Aguilar, dijo que esta es la "consecuencia" cuando el presidente decide actuar por si solo en lugar de tratar de trabajar con el Congreso y encontrar una solución permanente para todos aquellos que se encuentran sin un estatus legal en el país.

"Esta orden ejecutiva es una ideal cocida a la mitad, que es temporal y que no otorga un estatus legal a los inmigrantes indocumentados y aunque esta decisión no es final, genera una gran ansiedad entre los millones de inmigrantes", aseguró.

"El presidente necesita entender que si realmente quiere dar un alivio migratorio no hay forma de dar la vuelta al proceso legislativo", aseguró Aguilar en su comunicado.


Descarga la aplicación

en google play en google play