Escúchenos en línea

Migrantes hondureños que se quedan en México no tienen status legal para un empleo

Ciudad de México. Agencias. | 12 de Marzo de 2015 a las 15:48

Autoridades mexicanas recordaron este día que no existe vía alguna, de manera legal, de la que los ciudadanos mexicanos puedan hacer uso para apoyar a los migrantes en condición de indocumentados que buscan, luego de su intento fallido por cruzar a Estados Unidos, establecer su estancia en ese país.

De acuerdo al delegado del Instituto Nacional de Migración (INM) en Coahuila, Segismundo Doguin, los mexicanos solo se puede dar empleo a personas que pueden justificar su instancia legal en territorio mexicano.

"Legalmente no podemos hacer nada porque las personas que ingresan al país lo deben hacer con sus documentos en regla y para recibir un trabajo tienen que estar legales en el país, solo así pueden ser contratados como un ciudadano más, pero si están irregulares en el país no", manifestó Doguin a periodistas en México.

Según reportan migrantes hondureños, su movimiento ya no tiene tanto su vista en cruzar Estados Unidos sino quedarse en México, donde quieren una oportunidad de trabajo y en donde sobreviven de la caridad.

Cabe señalar, que anteriormente el embajador de Honduras en México, José Mariano Castillo Mercado, sólo el 30 por ciento de los hondureños que emprenden la ruta migratoria logra llegar a Estados Unidos.

El resto es deportado u optan permanecer en territorio azteca mientras realizan un nuevo intento de llegar a suelo estadounidense.

El diplomático hondureño también ha señalado que cada año atraviesan el territorio mexicano al menos 100 mil hondureños quienes tienen como destino llegar al país del "sueño americano".

Se estima que anualmente al menos 100 mil hondureños emprenden la peligrosa ruta migratoria que en la mayoría de los casos no logran culminar.

Según el embajador, un 20% de los hondureños que emprenden la travesía se quedan en México y otro porcentaje igual es deportado por las autoridades migratorias aztecas.

El mayor reto para este 20% de connacionales es encontrar una fuente de ingreso, es decir un trabajo ya que la ley mexicano no lo permite.

En ese sentido, el delegado del INM recordó que en 2012 la Ley de Migración cambió y todas las personas migrantes que demuestren habitar el país sin haber salido del él desde noviembre de ese año, puede regularizar su estancia y ser susceptible a obtener un trabajo como cualquier ciudadano mexicano.

No obstante, lamentó que sólo 12 personas han acudido al INM en Coahuila para legalizar su estancia presentando a dos testigos que forman parte de los requisitos para validar la certeza de sus dichos sobre su permanencia en ese país.

Explicó que la misma cantidad de dinero que muchas veces los migrantes destinan para pagar a un "Coyote" -traficante de personas- puede ser utilizado para regularizar su estatus migratorio en ese país y así poder ser susceptible a un empleo.

En el 2014 un total de 44 mil 587 hondureños fueron deportados desde México por la vía terrestre.


Descarga la aplicación

en google play en google play