Escúchenos en línea

Salida de Grecia de la UE crearía crisis migratoria mayúscula

Berlín. El Mundo. | 14 de Marzo de 2015 a las 15:40
Grecia jugó este sábado contra el Eurogrupo la carta del contagio político, amenazando abiertamente con la salida de España y de Italia del euro si los acreedores no acceden a aceptar las condiciones de Atenas y fuerzan la vuelta al dracma. El ministro de Defensa griego, Panos Kammenos, ha advertido de que si el país heleno abandona el euro, España e Italia "serán los siguientes".
 
En una entrevista al diario 'Bild' Kammenos afirma que "si Grecia explota" le seguirán de inmediato España e Italia, sugiriendo que en estos países hay ya una base política para la rebelión, "y luego, en algún momento, Alemania", añade. "Por lo tanto, debemos encontrar un camino dentro de la Eurozona, pero no puede ser un camino que siga obligando a los griegos a pagar", precisa.
 
El ministro insiste además en que Grecia no necesita un tercer rescate, sino "una quita como la que Alemania recibió en 1953 en el Acuerdo de Londres", y carga contra el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, al que acusa de llevar a cabo una "guerra psicológica contra Atenas" y de "envenenar las relaciones bilaterales".
 
Kamenos denuncia además que "Berlín se inmiscuye en cosas que son de su incumbencia". "Tengo la impresión de que el Gobierno alemán la ha tomado con nosotros y de que algunos quieren empujarnos de verdad fuera de la euro zona", asegura en tono de victimismo.
 
En la entrevista aprovecha además para recordar la implicación de Schäuble en el escándalo de la financiación ilegal de su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU), que llevó en su día a dimitir al canciller Helmut Kohl en 1998. "Los griegos recordamos que el señor Schäuble tuvo que dejar su puesto como presidente del partido por estar implicado en un caso de corrupción. A pesar de todo esto, ahora es ministro de Finanzas", protesta, dando a entender que en Alemania hay corrupción como en Grecia.
 
Kamenos, que pertenece al partido populista de derecha Griegos Independientes, critica que "el embajador alemán presionara a Syriza antes de la formación de gobierno para que no hiciera una coalición con nosotros" y reclama que Atenas sea indemnizada por la UE por las pérdidas que le suponen las sanciones a Rusia, país al que se dirigen cerca del 70% de las exportaciones griegas. "Si no, no podemos y no queremos participar en las sanciones contra Rusia", sostiene.

Su postura, en caso de que Gracia salga finalmente del euro, sigue siendo que será suspendido inmediatamente el Tratado de Dublín, y los inmigrantes que llegan a su país por el Mediterráneo, podrán coger sus documentos y carnets de identidad e ir a Berlín, gracias a la libertad de movimientos que proporciona el espacio Schengen.

En recientes declaraciones ha advertido que "si entre esos inmigrantes hay alguno que haya cruzado fronteras sin que nadie haya comprobado si apoya al Estado Islámico, será responsabilidad de Europa, que ha decidido atacar a Grecia".

Descarga la aplicación

en google play en google play