Escúchenos en línea

Italia teme desastre migratorio por colapso de Libia

Roma. EFE. | 14 de Marzo de 2015 a las 16:04

El ministro de Exteriores de Italia, Paolo Gentiloni, se reunió este sábado en Roma con su homólogo libio, Mohamed al-Dairy, y le trasladó la necesidad de proseguir con las negociaciones de paz para afrontar la presencia de milicias afines al yihadista Estado Islámico (EI) en el país norteafricano.

"He subrayado con el ministro al-Dairy la importancia de que la delegación de Tobruk, que la próxima semana participará en las negociaciones de Marruecos, tenga un mandato fuerte, una composición adecuada y sea plenamente operativa", dijo el ministro en una nota.

Y añadió: "Las divisiones y la desconfianza recíproca entre los principales actores favorecen a grupos terroristas como el EI, que trabaja para consolidar su propia presencia en Libia".

El jefe de la diplomacia italiana ratificó "el fuerte apoyo italiano al diálogo político" facilitado por el representante especial del secretario general de la ONU para Libia, Bernardino León, y lo consideró "la única solución posible a la crisis".

En este sentido recomendó que la "condición crucial para el éxito del diálogo es la puesta en marca de un alto el fuego respetado por todas las partes".

"Italia está lista para apoyar un Gobierno de unidad nacional, jugando un papel de primer plano en la observación de la tregua, previa petición de las autoridades libias y en un cuadro jurídico multilateral", aseguró.

Libia se encuentra sumida en la anarquía y la guerra civil desde que en 2011 fuera derrocado el régimen de Muamar al Gadafi.

Durante los últimos meses, dos gobiernos, uno en Trípoli y otro instalado en Tobruk (este), luchan por hacerse con el control del país, situación que grupos yihadistas afines al EI aprovechan para ampliar su influencia y poder territorial.

En la actualidad ambas partes protagonizan una serie de negociaciones que giran principalmente en torno a la posibilidad de conformar un Gobierno de unidad nacional y que tienen lugar en la localidad marroquí de Sjirat, a 30 kilómetros al sur de Rabat.

El pasado jueves estas negociaciones fueron aplazadas hasta el 19 de marzo para dar más tiempo a las partes a analizar las propuestas de las que se han hablado estos días.

La situación en Libia es de gran importancia para Italia, un país que, por su situación geográfica, recibe un muy elevado número de inmigrantes procedentes especialmente de las próximas costas de dicho país norteafricano.

Asimismo las autoridades italianas siguen con especial interés el desarrollo de los acontecimientos en Libia y la presencia de milicianos afines al autoproclamado EI, grupo que en varias ocasiones han amenazado con conquistar Roma.


Descarga la aplicación

en google play en google play