Escúchenos en línea

Migrantes desaparecidos ya son menos invisibles

Washington. El Universal. | 22 de Marzo de 2015 a las 13:05

Hace seis años que la hondureña Dilma Pilar Escobar busca a su hija Olga. Antes de abandonar su casa para buscar trabajo en Estados Unidos, la joven le dejó a su madre su hijo pequeño para que se lo cuidara. Olga nunca llegó a su destino.

Pasó a formar parte de los incontables migrantes centroamericanos desaparecidos durante su tránsito por México. Su compatriota Vilma Leticia López sí sabe qué le ocurrió a su esposo, José Enrique Velázquez.

Él fue una de las 49 víctimas de la masacre de Cadereyta, Nuevo León. “Nos entregaron solo pedazos”, recordó este viernes entre lágrimas en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington.

“Quiero un camino de justicia y la reparación para mí y para todas las familias y que se castigue a los culpables”, reclamó durante una audiencia sobre el acceso a la justicia para personas migrantes en México.

El deseo de Dilma Pilar: llegar a saber qué ocurrió con su hija, y no tener que peregrinar, como ha tenido que hacer, por México y hasta EU, en busca de una pista.

Hasta ahora, Dilma Pilar y Vilma Leticia no eran más que dos casos más en un drama del que ni siquiera se tienen cifras concretas.

“La tragedia de los migrantes no es menor que (el drama de los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos) de Ayotzinapa, pero tiene mucha menor visibilidad”, lamentó Felipe González, relator sobre los derechos de los Migrantes de la CIDH.

Pero sus ansias de justicia y saber dieron un paso de gigante este viernes con el compromiso en firme del Gobierno mexicano ante la CIDH de crear un mecanismo transnacional de acceso a la justicia para víctimas y familiares de migrantes extranjeros desaparecidos.

Este mecanismo consiste en una serie de acciones coordinadas por el Gobierno mexicano para que las familias centroamericanas -o de otro lugar- que tienen algún familiar víctima del tránsito “puedan acceder a la justicia, a la atención, a la reparación desde el lugar donde están, sin necesidad de que vayan a otro país”, explicó Ana Lorena Delgadillo, de la Fundación para la Justicia que este viernes hizo la petición formal del mecanismo.


Descarga la aplicación

en google play en google play