Escúchenos en línea

Migración de niños a EUA bajó 75% y seguirá cayendo, dice Presidente Hernández

Tegucigalpa, Honduras. Agencia EFE. | 22 de Abril de 2015 a las 15:45

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo que la migración de menores hondureños hacia EE.UU. ha bajado más de un 75 % y seguirá cayendo, y que las reformas en su país podrán avanzar incluso si el Congreso estadounidense no aprueba los 1.000 millones de dólares esperados para Centroamérica.

En una entrevista con Efe con motivo de su visita oficial a Washington, Hernández defendió que ha habido un descenso notable en el número de menores hondureños que emigran a EE.UU. respecto a la crisis generada hace un año, cuando miles de niños centroamericanos llegaron solos a la frontera sur estadounidense.

"Ha disminuido de manera importante y la tendencia es a que disminuya más", aseguró Hernández.

"En el caso de Honduras, ha habido una disminución de más del 75 % comparado con el año pasado. Es el país que refleja mayor disminución" de las tres naciones del Triángulo Norte de Centroamérica, de donde procedían la mayoría de los menores durante la crisis, aseguró Hernández.

Según cifras proporcionadas este mes por el Gobierno de EE.UU., desde octubre pasado ingresaron en el país 15.647 menores, entre ellos 1.549 hondureños, lo que supone una reducción del 45 % comparado con los niños centroamericanos y mexicanos que llegaron en el mismo periodo del año pasado.

Aunque muchos expertos atribuyen el descenso a que cada vez más menores centroamericanos son deportados al llegar a México, Hernández opinó que la disminución entre los niños hondureños se debe, en buena parte, a los esfuerzos de su Gobierno para mandar "mensajes del riesgo" del viaje y desarticular "bandas de coyotes".

"Siento que también la gente, poco a poco, está viendo ya algún nivel de opción y más esperanza" en Honduras, afirmó.

Otro factor que ha contribuido, según Hernández, es que EE.UU. "ha sido más claro en su mensaje" respecto al hecho de que las medidas ejecutivas del presidente Barack Obama sobre inmigración no beneficiarán a los que acaben de entrar en el país.

"En aquel momento, por la falta de claridad del mensaje, se especuló y los traficantes de personas aprovecharon esa coyuntura. Creo que ahora hemos ido trabajando más articuladamente", sostuvo.

Hernández cree que, si sale adelante el Plan de la Alianza para la Prosperidad que él ha impulsado junto a los presidentes de Guatemala y El Salvador, "va a ser mucho menor el número de personas que van a querer migrar de otro país a este".

Obama solicitó en febrero al Congreso estadounidense 1.000 millones de dólares en ayuda a Centroamérica en gran parte para respaldar el plan de los tres presidentes centroamericanos, pero por ahora los legisladores no han actuado al respecto y hay rumores de que podrían recortar la cifra solicitada por la Casa Blanca.

No obstante, Hernández se reunió este martes con ocho senadores estadounidenses y salió de esos encuentros "muy optimista" sobre las posibilidades de que los fondos salgan adelante.

"Los siento a ellos (los legisladores) que han visto un cambio en Honduras, están viendo una oportunidad de orden regional, y yo les insistí también, tiene que ser un abordaje regional", subrayó.

En cualquier caso, recordó que, antes de diseñar el proyecto tripartito de la Alianza para la Prosperidad, "Honduras tenía diseñado ya un plan propio", y pretende invertir de sus propios recursos "prácticamente el 80 % de los fondos", por lo que solo está "esperando un complemento del 20 %" de Estados Unidos.

"Lo que significa es que, si no fuera posible el apoyo de EE.UU., aún con las limitaciones que tengamos, Honduras seguirá adelante", declaró.

Hernández se reunió, además, con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, para hablar el "apoyo técnico" de esa institución al plan regional, y también sobre el acuerdo recién firmado con México para la llegada a Honduras de un gasoducto que cruzará el territorio de Guatemala.

"Una vez que concretemos ese proyecto vamos a poder tener los precios más competitivos de energía de toda la región", afirmó Hernández, y confió en que el BID termine "en unos seis meses" los estudios que está haciendo sobre el trazado del gasoducto.

Respecto a la unión aduanera recién suscrita entre Honduras y Guatemala, que entrará en vigor en diciembre, Hernández confirmó que irá vinculada a una "verdadera supervisión de la frontera" para "garantizar más seguridad" al tiempo que se impulsa el comercio.

El mandatario hondureño aseguró también que el país ha rebajado un 20 % la tasa de homicidios y ha "avanzado de manera importante" en materia de derechos humanos, una tesis que defenderá en el Examen Periódico Universal de la ONU al que Honduras se someterá en mayo.

Respecto al plan desbaratado en septiembre de 2014 y con el que el narcotráfico pretendía asesinarlo, Hernández señaló que siempre ha asumido que su cargo "lleva riesgos" y que el país no puede "detenerse" por ello en su lucha contra el crimen organizado.


Descarga la aplicación

en google play en google play