Escúchenos en línea

Deportaciones en EUA van en descenso

Washington. Agencias. | 4 de Mayo de 2015 a las 11:50

El número de migrantes siendo deportados por los Estados Unidos se acerca a la cifra más baja en casi una década.

De acuerdo con datos del Gobierno estadounidense obtenidos por The Associated Press, la Administración del Presidente Barack Obama había deportado a 127 mil 378 personas desde octubre de 2014 hasta el 20 de abril de este año.

A un ritmo de casi 20 mil deportaciones mensuales en promedio, se trata del número más bajo registrado desde la mitad del segundo mandato de George W. Bush.

Las estadísticas internas señalan un declive continuo en las deportaciones, enmedio de una batalla legal que libra el Gobierno de Obama por la acción ejecutiva anunciada en noviembre del año pasado con la que busca evitar la deportación de más de 4 millones de indocumentados.

El plan de Obama fue suspendido de manera temporal por un juez federal que falló a favor de una demanda colectiva de 26 estados que buscan detener la medida.

La semana pasada, la Corte Federal de Apelaciones del Quinto Circuito en Nueva Orleans programó para la segunda semana de julio próximo la audiencia sobre la orden que mantiene suspendida la acción ejecutiva.

Mientras tanto, el número de deportaciones sigue cayendo desde hace casi tres años, cuando en 2012 la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) registró un récord de 409 mil 849 deportados.

 "Con los recursos que tenemos, estoy interesado en enfocarnos en criminales y llegadas ilegales recientes a la frontera", dijo Jeh Johnson, secretario del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, durante una audiencia con miembros del Senado el martes.

Se cree que alrededor de 11 millones de inmigrantes viven sin papeles en Estados Unidos.

Johnson confirmó el martes que el número de deportaciones ha caído, pero no entregó al Comité Judicial del Senado cifras específicas.

El funcionario aseguró que una serie de factores, que incluyen una disminución en el número de personas arrestadas al cruzar la frontera, han contribuido al retroceso en las deportaciones.

Oficiales del Departamento de Seguridad Nacional también atribuyen dicha caída a un cambio demográfico en quienes buscan cruzar la frontera.

Ante la llegada de miles de niños y familias, la Oficina de Administración y Aduanas reordenó sus recursos, y cambió a los agentes de deportación en la frontera por centros de detención familiar.

Además, los migrantes ahora provienen de otros países, como Honduras, El Salvador y Guatemala y no sólo de México, lo que dificulta la deportación inmediata.

"Ellos (los migrantes) son cada vez más de países no contiguos, y el proceso de remover a alguien de un país no contiguo consume más tiempo", dijo Johnson.

"Hay más reclamos de ayuda humanitaria, de asilo, así que no es tan fácil como simplemente regresar a alguien por la frontera", aseguró el secretario.


Descarga la aplicación

en google play en google play