Escúchenos en línea

Gobierno de EUA amplía la historia en el Museo de la Inmigración

Nueva York. El Sol de Yakima | 7 de Mayo de 2015 a las 12:21

No todas las historias que evoca el Museo de la Inmigración en Ellis Island pertenecen a personas cuyos bisabuelos llegaron de niños desde Europa a comienzos del siglo XX.

Con la inauguración de una nueva exhibición el mes próximo, Ellis Island narra las historias de inmigrantes que llegaron incluso hasta comienzos del siglo actual, décadas después que los últimos pasaron por sus puertas. En combinación con un sector que se abrió en 2011 que refleja la inmigración a Estados Unidos antes de Ellis, el museo asume la misión más amplia de abarcar toda la historia de la migración a este país y no solo en el período en que abrió de 1892 a 1954.

“Esto hace que el museo siga siendo importante, relevante”, comentó Stephen Briganti, presidente y director general de la Fundación Estatua de la Libertad-Ellis Island. “¿Por qué detenerse en 1954? Hay todo un grupo nuevo de gente. ¿Qué hay de sus historias?”.

La nueva sección de las galerías de Poblando las Américas que abrirá el 20 de mayo busca reflejar lo que ha motivado a la gente a venir aquí, como por ejemplo alejarse de la guerra o inestabilidad en sus países o el deseo de reunirse con familiares; los modos de viajes, y dónde se han asentado determinados grupos étnicos.

“Queríamos hablar sobre el hecho de que la gente siempre ha estado desplazándose”, afirmó Edwin Schossberg, de ESI Design, que diseñó el lugar.

El proyecto de 20 millones de dólares estuvo en preparación varios años y fue interrumpido por la supertormenta Sandy, que inundó el sótano del museo y destruyó sistemas de infraestructura pero no dañó la colección. Ellis Island cerró al público y reabrió en octubre del 2013.

La nueva exhibición es interactiva y visual, con escenas videograbadas de inmigrantes que narran sus historias. La mayoría es de gente común, como una mujer bosnia que cuenta cómo vino aquí después de los conflictos en su país, pero hay también nombres bien conocidos como el del director de cine Ang Lee, que nació en Taiwán y vino a Estados Unidos de joven. En una sección sobre el proceso para adquirir la ciudadanía, los visitantes pueden tratar de responder el tipo de preguntas sobre historia estadounidense que pueden enfrentar los inmigrantes que buscan hacerse ciudadanos.

La exhibición no elude los conflictos ya que incluye una sección sobre inmigración no autorizada. También refleja la situación de quienes fueron traídos contra su voluntad, como esclavos o sirvientes, y de quienes se vieron obligados a desplazarse, como los indígenas estadounidenses.

“Nuestro objetivo es mostrar cómo la gente llegó a este país y qué hicieron”, afirmó Briganti.


Descarga la aplicación

en google play en google play