Escúchenos en línea

Migrantes logran mejores trabajos

Ciudad de México. Agencia Reforma | 11 de Mayo de 2015 a las 11:54

Pese a esta mejora, los inmigrantes indocumentados aún trabajan en puestos de baja calificación, y en una proporción mucho más alta que los ciudadanos estadounidenses. Pese a esta mejora, los inmigrantes indocumentados aún trabajan en puestos de baja calificación, y en una proporción mucho más alta que los ciudadanos estadounidenses.

Los inmigrantes indocumentados empiezan a acceder a mejores empleos en Estados Unidos.

Entre 2012 y 2007, antes y después de la crisis financiera global, el número de inmigrantes sin papeles en puestos de administración o trabajos profesionales creció en 180 mil, mientras que la cantidad de personas que trabaja en la construcción o trabajos vinculados a la producción cayó en 450 mil, según un informe del Centro de Investigación Pew.

Con tales cifras, ahora trabaja casi el mismo porcentaje de migrantes en sectores administrativos, 13 por ciento, que en construcción, 15 por ciento.

"En los restaurantes, puedes ser gerente aunque no tengas documentos", indicó a REFORMA Miguel Ángel Badillo, mexicano oriundo de Hidalgo.

Los alivios migratorios otorgados por el Gobierno de Barack Obama les han permitido a los inmigrantes aplicar a mejores empleos.

Además, muchos inmigrantes indocumentados, sobre todo jóvenes, tienen muchos años en el país, han accedido a educación o a una larga trayectoria laboral, lo cual podría facilitar su inserción en mejores puestos de trabajo.

Badillo, que reparte su tiempo entre sus estudios y su trabajo como organizador comunitario, dijo que algunos ya obtienen empleos en empresas, oficinas públicas y en el transporte.

Joel Magallán, director ejecutivo de la Asociación Tepeyac de Nueva York, dijo que la tendencia descrita en el informe de Pew se ve sobre todo en los negocios ligados al turismo.

"Eso, en la industria del turismo, hace tiempo que pasa. Latinos, mexicanos que no tienen papeles y son los administradores de negocios, restaurantes, pizzerías o panaderías", señaló.

"Algunos están de gerentes, están al frente del negocio y manejan el personal", agregó.

Pese a esta mejora, los inmigrantes indocumentados --alrededor de 11 millones de personas de las cuales la mayoría son mexicanos--, aún trabajan en puestos de baja calificación, y en una proporción mucho más alta que los ciudadanos estadounidenses.

El mismo Magallán reconoció que los migrantes todavía no han accedido a otras partes de empleos más calificados.

"En la parte administrativa, la contabilidad, el manejo de la nómina, no creo que todavía tengamos gente", distinguió.

Igualmente, el informe de Pew indica que el 62 por ciento de los inmigrantes indocumentados todavía trabaja en servicios, construcción y producción, el doble de la proporción de trabajadores nacidos en Estados Unidos.

La agricultura, la pesca y los trabajos forestales aún son la principal fuente de empleo de los inmigrantes indocumentados.

Y la participación del 13 por ciento en los puestos administrativos o trabajos profesionales es menos de la mitad del 36 por ciento de los trabajadores nacidos en el país vecino.

"Ha habido cambios en los tipos de trabajos que tienen los inmigrantes indocumentados, pero en general la mayoría de este grupo todavía tiene trabajos de baja calificación", indicó a REFORMA D'Vera Cohn, investigadora del Centro Pew y uno de los autores del informe.

Cohn también se preocupó por aclarar que los cambios destacados en el informe no indican, necesariamente, que los inmigrantes están moviéndose hacia mejores puestos de trabajo.

"Puede ser que los mismos inmigrantes ascendieron o puede tratarse de otros inmigrantes", enfatizó.


Descarga la aplicación

en google play en google play