Escúchenos en línea

Primer ministro Cameron insiste en disminuir llegada de migrantes al Reino Unido

Londres. Agencia PL. | 21 de Mayo de 2015 a las 11:36

El primer ministro David Cameron insistió este jueves en reducir la llegada de extranjeros al Reino Unido, donde se registró una migración neta de 318 mil personas durante 2014, la más alta reportada en la última década.

De acuerdo con la Oficina Nacional de Estadísticas, unas 641 mil personas arribaron al país el año pasado y solo 323 mil partieron hacia otras naciones, ante lo cual Cameron afirmó que se implementarán más medidas con el objetivo de frenar ese fenómeno.

Tras asumir el poder en 2010, el líder del Partido Conservador prometió disminuir a 100 mil la migración neta anual, lo cual no fue posible y se mantiene como meta del Ejecutivo para el próximo quinquenio.

En ese sentido, Cameron anunció una serie de normativas, respaldadas por algunas formaciones políticas, pero criticadas por organizaciones defensoras de los derechos de los migrantes.

Según la cadena de radio y televisión BBC, las medidas incluyen nuevas formas de penalización a los trabajadores ilegales y el aumento de las capacidades de los empleados británicos para disminuir la demanda de mano de obra extranjera.

Asimismo, se propone incautar el salario de los indocumentados e imponer castigos a quienes los empleen, lo cual será considerado una violación de la ley.

El líder conservador también reiteró la necesidad de hacer del Reino Unido un país menos atractivo, en el que los extranjeros no vean oportunidades de trabajo.

Sin embargo, la postura del Gobierno no es frenar cualquier tipo de inmigración, puesto que la atracción de inversores y emprendedores continúa siendo una prioridad, así como la de estudiantes de determinadas naciones y con preparación en tareas altamente demandadas.

Las restricciones se encaminan, sobre todo, a impedir la entrada de ciudadanos de los países de la Unión Europea (UE) más afectados por la crisis.

El representante de la Red de los Derechos de los Migrantes, Don Flynn, criticó los planes del Ejecutivo y señaló que dichas medidas fomentarán "la esclavitud moderna" y dejarán sin respaldo legal a los indocumentados.

La potestad para reducir la entrada de personas al país, es uno de los requisitos planteados por Cameron para que el Reino Unido permanezca en la UE.


Descarga la aplicación

en google play en google play