Escúchenos en línea

Buscan al presunto asesino de una salvadoreña en Washington D.C.

Washington. Washington Post. | 21 de Mayo de 2015 a las 16:08

La policía buscaba el jueves a un sospechoso de haber cometido los asesinatos de Savvas Savopoulos, su esposa Amy, su hijo Philip y su empleada doméstica, la salvadoreña Veralicia Figueroa en una mansión de Washington DC, pero no ha revelado cuáles podrían haber sido sus motivos.

La policía dijo el miércoles por la noche que el sospechoso es Daron Dylon Wint, de 34 años, por quien se emitió una orden de aprehensión bajo cargos de homicidio en primer grado.

Los investigadores usaron un análisis de ADN realizado por el Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF por sus siglas en inglés) para identificar a Wint y su nombre era conocido por las autoridades federales desde el martes, informó un agente con conocimiento de las indagatorias.

Los investigadores creen que Wint trabajó para alguno de los negocios de Savopoulos, dijo el funcionario, quien habló a condición de anonimato porque carecía de autorización para hablar públicamente del asunto.

Tras la divulgación del nombre, la policía ha buscado un domicilio en Lanham, Maryland. Registros de tribunales en internet muestran que Wint fue declarado culpable de agresión en Maryland en 2009 y sentenciado a 30 días de cárcel.

Mensajes de texto y voz enviados por los esposos Savopoulos a otra de sus empleadas, Neliza Gutiérrez, dan la apariencia de que había algo mal en la casa de la familia antes de que los cuerpos fueran encontrados. Su auto Porsche color azul apareció en un suburbio de Maryland y también se le prendió fuego.

La familia vivía en el vecindario de Woodley Park, donde las casas con valor de millones de dólares usan sistemas de seguridad sofisticados y hay una presencia constante de policías, en buena medida porque ahí se encuentra la residencia oficial del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Ante la falta de información de la policía se han desatado las especulaciones acerca de quién y por qué pudo haber cometido los crímenes. Nadie ingresó a la casa por la fuerza ni forzó las cerraduras, lo que indica que la familia podría haber conocido al o los asesinos.

El ama de llaves, Nelitza Gutiérrez, fue una las últimas personas que vio viva a la familia Savopoulos.

El miércoles, Gutiérrez dijo en entrevista que la familia no exageraba en la vigilancia de su casa y cree que alguien estaba dentro de la casa antes de las 3 de la tarde del día previo al que se encontraran los cadáveres, hora en la que Figueroa normalmente ya se habría retirado.

El estado de ánimo de Savvas Savopoulos era totalmente distinto cuando salió de su estudio de artes marciales en dirección a su casa, en comparación con el que se escucha en un mensaje que dejó a su esposa a las 9.30 de la noche. En la primera llamada le dijo que su esposa saldría por la noche y en la segunda indicaba que estaba enferma y se quedaría en casa, agregando que Figueroa, su empleada doméstica, se quedaría en la casa por la noche y que la batería del teléfono de ella se había agotado.

El día en que la casa se incendió, Gutiérrez recibió un mensaje de texto de Amy Savopoulos en una de cuyas partes decía: "Estoy asegurándome de que no vendrás a trabajar hoy". Gutiérrez llamó a Amy pero sólo tuvo respuesta del buzón de voz. Le envió un mensaje de texto pero no recibió contestación.

También esa mañana, el esposo de Figueroa, Bernardo Alfaro, acudió a la casa y tocó la puerta pero nadie respondió. Mientras estaba ahí, contó Alfaro a la televisora WJLA-TV, que Savvas Savopoulos llamó a su móvil y le dijo que su esposa había ido al hospital y que Figueroa la acompañaba.

"Mi impresión es que alguien estaba con él", dijo Alfaro. Siguió tratando de llamar a su esposa pero sin obtener respuesta.

La policía ha dado a conocer borrosos videos de vigilancia de una persona a la que dicen querer interrogar acerca de los asesinatos pero no han identificado a la persona ni tampoco han dicho dónde se tomaron las imágenes. Se desconoce si la persona en el video es Wint.

El miércoles, la jefa de policía de Washington D.C, Cathy L. Lanier, dijo en una entrevista televisiva que la escena del crimen era compleja. “Hemos obtenido mucha información buena”, dijo, y añadió que es aún “prematuro comentar acerca del estado del caso”.

Esta semana, LA PRENSA GRÁFICA contactó a Néstor Ulises Rivas, uno de los dos hijos de Figueroa, quienes viven en El Salvador. “No lo creíamos, me llamaron el viernes en la mañana cuando todavía no estábamos seguros de las identidades de los cuerpos. Siempre mantuvimos la fe de que ella iba a estar bien. Nos dijeron que el jueves habían sacado en una camilla a una persona aún con signos de vida y de hecho, sí, era ella", dijo.

Su madre, que emigró a Estados Unidos en 2002, había expresado sus planes de volver a El Salvador y radicarse definitivamente.

La familia está en gestiones para que los restos de Figueroa sean repatriados a El Salvador y luego cremados, tal como ella lo había expresado.


Descarga la aplicación

en google play en google play