Escúchenos en línea

Piden a Obama liberar a mujeres y menores de centros de detención

Washington. Agencia Notimex. | 21 de Mayo de 2015 a las 17:14

Legisladores demócratas demandaron este jueves al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, decretar la libertad de casi dos mil mujeres y niños inmigrantes de los centros donde son retenidos y adelantaron su intención de visitar las instalaciones para ejercer presión pública con este propósito.

Aunque una juez federal en California emitió en abril pasado un fallo tentativo indicando que esta política de detención viola un acuerdo legal alcanzando en 1997, demócratas en la Cámara de Representantes fustigaron a Obama al insistir que él tiene la autoridad ejecutiva.

“El presidente no necesita una orden judicial, él tiene la autoridad para hacerlo”, dijo la congresista por California, Zoe Lofgren, al aludir la posibilidad de que la juez de distrito Dolly Gee haga efectivo este 23 de mayo ese fallo, emitido en respuesta a una demanda interpuesta a nombre de varias mujeres detenidas.

Esa es la fecha límite del plazo de 30 días que la juez dio al gobierno y los demandantes para negociar un acuerdo en torno a la eventual liberación de más de mil 700 mujeres y niños recluidos en centros de detención en Texas y Pensilvania.

“Mujeres y niños que huyen de la violencia en sus países no están violando la ley, lo que están haciendo es buscar asilo en Estados Unidos, uno de los principios centrales de nuestras leyes de migración”, dijo Lofgren en conferencia de prensa.

La legisladora dijo que el confinamiento de mujeres y niños en lugares que no cumplan en algunos casos con las condiciones apropiadas para ello, “no sólo resulta inconcebible, pero es anti estadunidense”.

“Es tiempo de poner fin a este cruel sistema de detención y que el Departamento de Seguridad Interna (DHS) se adhiera a sus propias políticas para encontrar alternativas en lugar de encarcelar a estas mujeres y niños”, dijo.

Rosa María López, una inmigrante de nacionalidad hondureña que estuvo detenida en el centro de detención de Karnes, en Texas, narró las condiciones en que ella y su hijo Yoandri estuvieron retenidos durante varios meses.

“Mi hijo se quiso suicidar porque ya no aguantaba estar más tiempo ahí. No merecemos estar ahí porque no somos criminales”, dijo López, quien junto con otras mujeres organizó semanas atrás o una huelga de hambre y pudo salir en libertad tras conseguir representación legal.


Descarga la aplicación

en google play en google play