Escúchenos en línea

Continuará la lucha Seguirá lucha contra DAPA

San Juan, Texas. | 29 de Mayo de 2015 a las 15:42

La Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de Estados Unidos negó la solicitud de una suspensión de emergencia en el juicio contra el bloqueo de la Acción Ejecutiva para Padres de niños residentes y ciudadanos (DAPA).

Esto significa que cientos de inmigrantes de Texas y hasta cinco millones en todo el país, se verán obligados a esperar, sin dejar de vivir con el miedo de la deportación que los separaría de sus familias.

“Este fallo no es una sorpresa. Los políticos anti-inmigrantes que presentaron esta demanda, incluyendo nuestro gobernador, Greg Abbott, presentó estratégicamente esta demanda con el fin de retrasar el alivio para los inmigrantes trabajadores en Texas.

Al final del día, sabemos que la ley está de nuestro lado y vamos a ganar este juicio y millones de inmigrantes trabajadores podrán vivir, trabajar y permanecer en el país al que llaman casa”, dijo John-Michael Torres, encargado de Información Pública de La Unión del Pueblo Entero (LUPE).

Gobernadores anti-inmigrantes y abogados generales, encabezados por Abbott utilizaron esta demanda como una herramienta para retrasar los programas DAPA y DACA extendido, manteniendo los inmigrantes y sus familias en un estado de limbo mientras perjudican el crecimiento local, estatal, y la economía nacional, según Torres.

Inmigrantes como Eva García, de Edinburg, que ha vivido aquí durante 14 años y tiene niños ciudadanos estadounidenses, quiere la oportunidad de trabajar para proporcionar a sus hijos una mejor calidad de vida y un futuro más estable.

“Puse mis niños primero. Ellos son mi todo, mi motivación para seguir adelante en esta vida. Me gustaría darles todo, pero no puedo, porque a veces veces trabajo y otras veces no”, indicó Eva.

Por su parte, Martha Sánchez, señaló que desde el principio, esta demanda tiene táctica de los políticos anti-inmigrantes para asustar a la gente y que no aplique para estos programas. Nuestra organización les pide que no desesperen y sigan juntando sus documentos para que apliquen cuando se desbloqueen los programas.

Existen casi un millón y medio de inmigrantes indocumentados en Texas. De éstos 594 mil son elegibles para DAPA y DACA.

El abogado del Proyecto de Derechos Civiles del Sur de Texas (STCRP), Efrén Olivares, indicó en entrevista que si no se resuelve en los tribunales, la demanda se irá a la Corte Suprema de la Nación, donde tendrán que decidir. Espera que esto pase antes de que salga el Presidente Barack Obama, para que los beneficiarios apliquen para el alivio migratorio.


Descarga la aplicación

en google play en google play