Escúchenos en línea

Menores sufrieron abusos tras cruzar la frontera de EUA, dice informe

Ciudad de México. Agencias. | 1 de Febrero de 2016 a las 15:04

Un nuevo reporte indica que después que miles de jóvenes inmigrantes cruzaran ilegalmente la frontera sur de Estados Unidos en un intento de escapar de la violencia en Centroamérica, algunos de ellos cayeron en manos de abusadores de niños y tratantes de blancas, según funcionarios de Estados Unidos.

El alarmante reporte recientemente publicado en The Associated Press encontró que más de una docena de niños centroamericanos, quienes huían de las luchas entre pandillas y la violencia del narcotráfico, fueron ubicados en casas donde sufrieron abuso sexual, tráfico de mano de obra, hambruna y negligencia. Mientras tanto, otros fueron forzados a trabajar sin remuneración o por muy poco dinero.

Esto ocurrió después que los funcionarios de Estados Unidos implementaran nuevas reglas para lidiar con el incremento del flujo de niños inmigrantes solos que cruzaron la frontera en los últimos años. Debido a la falta de recursos para albergar la llegada de estos niños, la cual rompió récords, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés) comenzó a relajarse respecto a las políticas de protección infantil para permitir que los abrumados funcionarios de Estados Unidos transfirieran rápidamente a los inmigrantes de los refugios del gobierno a lugares permanentes. Según la información obtenida por AP, los procedimientos pidieron cada vez menos requerimientos conforme los menores comenzaron a llegar en grandes cantidades al país desde Honduras, Guatemala y El Salvador.

“Primero, el gobierno dejó de pedir huellas dactilares a la mayoría de los adultos que buscaban albergar niños,” informó AP. “En abril 2014, la agencia dejó de pedir copias originales de las actas de nacimiento para demostrar la mayoría de las identidades de los patrocinadores. El siguiente mes, se decidió no completar las formas que pedían la información de identificación personal de los patrocinadores antes de enviar muchos de los niños a las casas de los mismos. Entonces, se eliminó la revisión de antecedentes criminales del FBI para muchos patrocinadores,” informó la publicación.

El reporte también documenta varios casos de abuso sufrido por menores y jóvenes refugiados después de haber sido enviados a vivir con patrocinadores. En un caso, después que una chica hondureña de 14 años fuera enviada a vivir con su padrastro en Florida, ella fue obligada a trabajar en cantinas entre mujeres adultas que tomaban, bailaban y tenían sexo con los comensales. Un joven de 17 años de Guatemala fue ubicado con un amigo de su hermano en Alabama y fue obligado a trabajar en un restaurante por 12 horas al día para poder cubrir los pagos de la renta. Otro adolescente hondureño terminó huyendo de casa después de haber sido ubicado con un patrocinador en Nueva York que abusaba de él físicamente.

“Estas trágicas situaciones suceden cuando hay personas malas involucradas, y eso hace increíblemente difícil para el gobierno descubrirlos,” declaró el vocero de HHS, Mark Weber. “Sé que aprendemos de lecciones y seguimos intentando mejorar el sistema para asegurarnos que el niño sea ubicado en un lugar seguro, y estoy confiado en que la mayoría de los niños lo están”


Descarga la aplicación

en google play en google play