Escúchenos en línea

Protestan las familias separadas previo a visita del Papa

El Paso, Texas. Agencia Notimex. | 16 de Febrero de 2016 a las 17:56

Decenas de familias separadas por la frontera entre México y Estados Unidos se reunieron cerca de la valla metálica entre ambos países, en una protesta binacional contra la política migratoria estadounidense en vísperas de la visita papal.

El evento, organizado por la Red Fronteriza por los Derechos Humanos, un grupo proinmigrante de El Paso, fue una oportunidad para las familias de inmigrantes de reencontrarse.

Separadas por la valla fronteriza, expresaron sus sentimientos y los problemas que confrontan por las leyes migratorias estadounidenses.

“Muchas familias tenían mucho tiempo sin poder verse”, dijo a Notimex Gabriela Castañeda, vocera de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos.

La protesta se efectuó en el punto fronterizo que separa a la comunidad de Sunland Park, en Nuevo México, con el barrio de Anapra, en el oeste de Ciudad Juárez, en el estado mexicano de Chihuahua. En ese punto confluyen las fronteras de Nuevo México, Texas y México.

Algunos participantes, entre ellos varios inmigrantes indocumentados en territorio estadounidense, emitieron testimonios sobre el dolor que les provoca vivir separados de sus familias.

El evento, sin embargo, fue festivo para muchos de ellos, al reunirse a través de la cerca con familiares que no habían visto en años y a los que pudieron saludar extendiendo el brazo en medio de las pequeñas separaciones de la valla fronteriza.

María Ceniceros Galván, una inmigrante indocumentada de 59 años que reside en la cercana comunidad de Las Cruces, Nuevo México, dijo que pudo ver a su hija a través de la valla por vez primera en ocho años, lo mismo que a sus nietos.

Linda Rodríguez, una joven que reside en El Paso, dijo que pudo ver a su madre por primera vez desde que era una bebé.

"No la había visto desde que era una niñita y para mí, fue una gran oportunidad de encontrarme con mi madre", dijo Rodríguez. "Es muy difícil y triste que no podamos estar juntos”.

El evento, en el que participaron unas 50 personas en el lado mexicano y unas 250 en la parte estadunidense, se efectuó 48 horas antes de que el Papa Francisco visite Ciudad Juárez durante el quinto y último día de su viaje por México.

Durante la protesta, la Red Fronteriza por los Derechos Humanos dio a conocer una carta que el grupo envió al Papa Francisco con motivo de su visita a la frontera de México y Estados Unidos.

“Bienvenido a esta frontera en donde cada año mueren cientos de nuestros inmigrantes tratando de alcanzar el ‘sueño americano’; bienvenido a la frontera más militarizada del mundo, aun cuando Estados Unidos no se encuentra en guerra con México”, señala la carta.

“Su santidad, le pedimos atenta y respetuosamente que en su discurso hable de nosotros los inmigrantes. Somos los que con nuestro sudor y sangre construimos este país de Norteamérica”, expusieron.

Añadieron que son también “los mismos que ahora somos perseguidos y atacados, a los que ahora nos llaman violadores y criminales por el simple hecho de cruzar esta frontera buscando una mejor vida para nuestras familias”.


Descarga la aplicación

en google play en google play