Escúchenos en línea

También hay pánico en Wisconsin

LaVoz.com. Desde Arcadia, Wisconsin. | 8 de Octubre de 2007 a las 00:00
La confusión sobre una propuesta para modificar la ley laboral federal causó pánico entre la comunidad de inmigrantes de esta ciudad, dejando a centenares de trabajadores hispanos de la empresa Ashley Furniture Industries Inc. temiendo por el futuro de su sustento. Al final, los empleados conservaron sus trabajos y sus temores se evaporaron después de que el representante de un grupo de derechos de los trabajadores con sede en Milwaukee se reunió con obreros y abogados de la compañía para aclarar el sentido de las modificaciones. "Estamos muy satisfechos", declaró Christine Neumann Ortiz, directora ejecutiva del grupo Voces de la Frontera, después de la reunión realizada la semana pasada. Los despidos de inmigrantes "habrían sido muy dañinos para los trabajadores y sus familias, así como para la economía local", agregó. Neumann Ortiz había expresado que la compañía amenazaba con despedir hasta 600 empleados hispanos tras detectar discrepancias de su información personal registrada ante la Administración de Seguridad Social. Bill Koslo, un abogado de la compañía, afirmó que la cifra de posibles despidos era "increíblemente exagerada", agregando que unos 30 empleados a lo sumo se verán afectados. La confusión surgió de reglas aparentemente contradictorias de las agencias federales, según Koslo. "Seguridad Interior nos está diciendo una cosa y los tribunales nos están diciendo otra", afirmó. En el centro de la disputa hay dos nuevas directivas: una, un cambio de reglas en agosto por parte del Departamento de Seguridad Interior que castigaría a los patrones que no denuncien a aquellos trabajadores cuyos registros están incompletos o no coincidan; la otra, una orden cautelar de restricción de un juez de San Francisco, posteriormente el mismo mes, que retrasó la aplicación de las reglas modificadas.

Descarga la aplicación

en google play en google play