Escúchenos en línea

Roselyn Sánchez dice que los latinos viven "un buen momento en Hollywood”

Los Ángeles. La Página. | 10 de Junio de 2016 a las 14:10
Roselyn Sánchez dice que los latinos viven "un buen momento en Hollywood”

La actriz puertorriqueña Roselyn Sánchez (San Juan, 1973) está orgullosa de todo lo que ha logrado. Y no es poco. Este 2016 se cumplen 20 años de su presentación en la televisión estadounidense. Dio sus primeros pasos en la pantalla pequeña en el melodrama As the world turns, convirtiéndose en la primera actriz latina en obtener un papel en esta serie, que entonces ya llevaba 40 años al aire. Tiene más de una veintena de películas y ahora es una de las protagonistas de Devious maids, que va por su cuarta temporada. Vive sus sueños y se mantiene firme en que los millones de latinoamericanos que viven en Estados Unidos, como ella, son la realidad viva de ese país. Aún con la amenaza latente de Donald Trump a la vuelta de la esquina, afirma: "Los latinos estamos viviendo un buen momento en Hollywood".

Devious Maids, la serie producida por la actriz Eva Longoria, esta semana ha estrenado su cuarta temporada en Estados Unidos, mientras que en Latinoamérica hizo lo mismo, pero con la tercera. La historia narra la vida de cinco empleadas domésticas latinas en la exclusiva zona de Beverly Hills. Estas mujeres intentan salir adelante y ayudar a sus familias. El argumento da un giro cuando ocurre un misterioso asesinato en una de las mansiones ocupadas por sus millonarios dueños, relata El País.

Desde que la serie se estrenó en 2013, fue aceptada y ha gozado de cierto éxito entre el público americano, permitiendo a sus personajes recorrer un amplio camino. Sánchez cree que la fórmula del éxito de esta ficción está en su mezcla "perfecta" entre drama y comedia. "Es una serie muy graciosa y con momentos de farsa, pero a la vez tiene tramas muy relevantes y momentos de seriedad. La gente se pone adicta a ese sube y baja de emociones", añade.

La notoriedad y reconocimiento no fue fácil, ya que en su momento no faltaron las voces críticas que afirmaban que la serie perpetuaba el estereotipo de la mujer latinoamericana en EE UU. Para la actriz costarricense la denominación de sirvienta es solo eso, un título. Afirma que las cuatro protagonistas son mujeres fuertes, inteligentes, educadas y buenos seres humanos. "Tienen ambición y constancia, además de que luchan por sus convicciones. Además, decir que el trabajo de criada es un estereotipo es menospreciar un trabajo que le da el pan y prosperidad a miles y miles de mujeres en el mundo", agrega.


Sánchez, en 2013, respondió a esas voces críticas en una entrevista a EFE: "Es la primera vez que tenemos la oportunidad de ver cinco latinas [Dania Ramírez, Ana Ortiz, Judy Reyes, Edy Ganem y Sánchez] como principales en un show de televisión. Es un logro ya la oportunidad de hacer eso", precisó.

En el cine ha compartido créditos con actrices como Susan Sarandon y actores como Samuel L. Jackson y John Travolta, por mencionar algunos. En la televisión fue parte del elenco del drama policial Without a trace. La serie colombiana Familia en venta fue su primera incursión en una comedia en español, una experiencia que admite le ayudó a sentirse más cómoda con el género, sobre todo para desarrollar esa faceta en Devious maids. "Para mí fue una experiencia surreal. Fue la primera vez que trabaje en mi primer idioma que es el español. ¡Me fascinó demasiado!", manifiesta.
Experiencia como productora

Tal fue su agrado con los libretos y el concepto —con los cuales quedó "encantada"— de esta producción colombiana, que decidió experimentar detrás de las cámaras como productora. De este modo la adaptación de Familia en venta, con el nombre tentativo Mi casa es su casa para el mercado anglosajón, está ahora en desarrollo.

"Ahora estamos en proceso de llevar el concepto a diferentes canales. La historia cambió un poco, pero continúa con su esencia. Es acerca de un matrimonio que se divorcia, pero por cuestiones de economía y crianza de sus hijos deciden quedarse viviendo juntos. Se aman y no se soportan a la vez. Estoy determinada a que el público anglosajón conozca este proyecto", afirma.

Roselyn Sánchez se mudó a Nueva York hace 25 años, pero nunca olvidó sus raíces latinoamericanas. Tomó una posición cuando Donald Trump, entonces candidato a la nominación del partido republicano, dijo los insultos hacia los inmigrantes mexicanos en ese país. Se negó a participar como conductora del certamen de Miss Universo, del cual el magnate era uno de los dueños. No retomó el puesto hasta que el empresario se desvinculó del concurso.

No se muerde la lengua al hablar de Trump, del cual ha dicho que tiene posiciones "desequilibradas y disparatadas". Y llama a la acción: "Es una pena y deja mucho que decir acerca de la mentalidad de muchos en Estados Unidos que se empeñan en apoyarlo. La comunidad latina sencillamente no puede votar por Trump. Está claro que su presidencia no sería beneficiosa para el inmigrante en este país. Más claro no canta un gallo".

Aún con el ambiente convulso ante las próximas elecciones en EE UU, ante un escenario posible en que Trump pueda ser el próximo presidente de ese país, Roselyn Sánchez destaca los logros que ha logrado la comunidad latinoamericana: "Finalmente, están aceptando [en Hollywood] el poder adquisitivo del latino, el poder de nuestras masas". Es consciente de que queda "muchísimo camino por recorrer" para ver cambios reales en la industria, pero definitivamente cree que hay más participación y diversidad. Aún así, para ella, sobran motivos para celebrar.



Descarga la aplicación

en google play en google play