Escúchenos en línea

Republicanos de New York no quieren licencia para indocumentados

LaVoz.com. Desde New York. | 16 de Octubre de 2007 a las 00:00
Los republicanos, que dominan el Senado estatal de Nueva York, se mantuvieron hoy firmes en su rechazo a la propuesta del gobernador demócrata, Eliot Spitzer, de otorgar licencias de conducir a indocumentados, tras concluir la primera vista pública sobre la medida. Durante una audiencia en Albany, la capital del estado, convocada por los comités de Veteranos, Seguridad Nacional y Asuntos Militares, que preside el senador Vincent Leibell, y el de Transporte, encabezado por Thomas Libous, los senadores interrogaron durante cuatro horas al comisionado del Departamento de Vehículos de Motor, David J. Swarts. El comisionado defendió la propuesta como una forma de incorporar a miles de inmigrantes indocumentados, que ya están en Nueva York, a una base de datos del estado y acusó a los republicanos de emplear una "retórica histérica" en sus críticas a la medida, que ha dividido a la opinión pública. Spitzer ha argumentado que conceder licencias de conducir a indocumentados hará que las carreteras sean más seguras para los automovilistas, que reducirá el coste de los seguros, será una herramienta para las agencias encargadas de la seguridad y sacará de las sombras a miles de individuos que ya residen en el estado. El gobernador ha encontrado oposición a su propuesta incluso entre empleados del estado que tienen a su cargo las oficinas regionales de Vehículos de Motor, que han manifestado su rechazo a procesar los documento, así como de familiares de víctimas de los atentados del 9-11 en la ciudad. El asunto de las licencias a indocumentados también se discutió durante la pasada administración republicana del gobernador George Pataki, quien se oponía a que estos inmigrantes tuvieran un carné de conducir. Entonces el Departamento de Vehículos de Motor exigió el Seguro Social para obtener y revalidar la licencia de conducir y envió cartas a quienes su número no coincidía con la información que había en la base de datos del departamento que gestiona ese seguro. Los republicanos advirtieron hoy a Spitzer de que podrían retrasar la aplicación de su medida durante las negociaciones para el nuevo presupuesto del próximo año. La puesta en marcha de la propuesta requiere la adquisición de moderna tecnología para evitar que el documento sea falsificado y comprobar la autenticidad del pasaporte en vigor que deberá presentar el solicitante. El comisionado de Vehículos de Motor indicó que necesitarían el apoyo del legislativo para dotarse de esa moderna tecnología, pero aseguró que no implicará gastos adicionales para el erario público porque se recuperará la inversión con los ingresos que generará el servicio. Por su parte, Spitzer defendió nuevamente su medida señalando a través de su portavoz de prensa, Christine Anderson, que los cambios en la política de otorgar licencias es necesaria para la seguridad de los neoyorquinos y que el gobernador no claudicará de esa responsabilidad.

Descarga la aplicación

en google play en google play