Escúchenos en línea

Lanzan campaña educativa en salud para latinos

Agencia EFE. Desde New York. | 16 de Octubre de 2007 a las 00:00
El Departamento de Salud de Nueva York inició el martes una campaña educativa para crear conciencia sobre los problemas de salud mental y promover estrategias para hacerle frente entre las latinas, que sufren de depresión en índices más altos que otros grupos. "No te calles tus problemas. Llámanos" es el lema de la campaña, en inglés y español, en la que se distribuirán carteles, tarjetas y espejos compactos con esta información en escuelas públicas intermedias y secundarias, informó la agencia en un comunicado. La campaña abarcará además refugios, clínicas, salones de belleza, organizaciones comunitarias y las oficinas de salud pública del distrito del Departamento de Salud. "Pedimos a las adolescentes latinas que luchan con problemas de salud mental que llamen al 311 y pregunten por LIFENET o AYÚDESE, un servicio de la Asociación de Salud Mental de la ciudad a través del cual podrán recibir ayuda confidencial y referencias gratis en varios idiomas sin ser juzgadas moralmente", agregó la agencia. El doctor David Rosin, comisionado ejecutivo adjunto del Departamento de Salud Mental, recordó que la depresión es una enfermedad tratable. "Una gran cantidad de mujeres latinas jóvenes tienen problemas de salud mental sin tratar y se hacen daño a sí mismas. Esperamos que esta campaña llegue a estas jóvenes y las aliente a pedir ayuda si se sienten tristes o abrumadas", afirmó. Una encuesta de 2005 realizada entre estudiantes de escuelas secundarias públicas de la ciudad de Nueva York reveló que las adolescentes latinas sufren de depresión en cantidades desproporcionadas en comparación con otros grupos. Alrededor del 46 por ciento -en comparación con el 31 por ciento de las jóvenes blancas y asiáticas- declararon experimentar sentimientos de tristeza durante al menos dos de las últimas cuatro semanas. Sin embargo, según el estudio, el número real de suicidios entre las adolescentes latinas es muy bajo, el 14 por ciento intentó suicidarse durante el año pasado, en comparación con el 8 por ciento de las jóvenes blancas. Reveló además que las inmigrantes adolescentes que llevan poco tiempo en Nueva York y tienen poco dominio del inglés pueden estar abrumadas con el cuidado de sus hermanos en casa o ayudando a los padres a vivir en la ciudad, mientras luchan por integrarse. Cuando se les entrevistó en grupos pequeños, muchas adolescentes latinas reconocieron padecer grandes niveles de estrés en el trabajo, el hogar y la escuela. Aunque algunas adolescentes latinas señalaron que hablan con amigos y familiares sobre sus problemas, esto no siempre es suficiente. "Recibir ayuda profesional, fuera del círculo inmediato de familiares y amigos, puede ayudar con los problemas que enfrentan estas adolescentes," dijo la doctora Rosa Gil, fundadora de la Asociación Hispánica de Salud Mental. "Los médicos y terapeutas que trabajan con adolescentes latinas o inmigrantes recientes en situaciones similares pueden ayudar a estas jóvenes a darse cuenta de que no están solas y ayudarlas a sentirse mejor", señaló Gil, también fundadora y presidenta de Comunlife, Inc., que brinda servicios de rehabilitación y salud mental basados en la comunidad y albergue a pacientes de diversas poblaciones. El Departamento de Salud señaló además que las escuelas, clínicas y los grupos comunitarios pueden solicitar materiales de promoción llamando al 311.

Descarga la aplicación

en google play en google play