Escúchenos en línea

Los «sin papeles» también reciben atención médica en San Francisco

Agencia EFE. Desde San Francisco. | 22 de Octubre de 2007 a las 00:00
Un programa piloto que comenzó experimentalmente con dos clínicas en el área de Chinatown en San Francisco está beneficiando actualmente a más de dos mil residentes que reciben servicios médicos en 14 clínicas, sin tener en cuenta su estatus migratorio. El programa "San Francisco Saludable" se basa en una simple premisa: que el condado forme parte de programas preventivos, antes que las enfermedades se conviertan en crónicas y generen costos hospitalarios mucho más elevados, explicó Tangerine Brigham, directora del programa. El primer paso lo dieron los votantes de la ciudad cuando en 1998 en un plebiscito respaldaron la idea del acceso universal al cuidado de salud. Cuando el alcalde Gavin Newsom se tomo posesión en 2004 inició un estudio para aplicar la voluntad de los ciudadanos. Según las estadísticas de la ciudad, se gastaban 111 millones de dólares anualmente en el Hospital General de San Francisco, para atender las personas que no tenían seguro. "San Francisco Saludable no es un seguro, pero es una reinvención de la red de seguridad de salud,que permite y anima a los residentes a tener una atención básica y un cuidado preventivo", explica el Departamento de Salud de San Francisco (DPH, en inglés), en su descripción del programa. De los 2.369 beneficiarios de "S.F. Saludable" - registrados a 30 de septiembre- un poco más del 61 por ciento son mujeres. Las autoridades de salud del condado esperan que -muy pronto- los más de 82.000 residentes de San Francisco que no tienen ningún tipo de seguro de salud, puedan estar beneficiándose del plan, pues para recibir los servicios solamente se necesita registrarse. Por tratarse de un servicio de cuidado de salud y no de un seguro, el programa no tiene cobertura en otras ciudades, no incluye cuidado oftalmológico ni dental y es gratuito, para quienes se encuentran por debajo del nivel federal de la pobreza (10.210 dólares de ingreso anual para una persona sola y 20.650 para una familia de cuatro personas). A partir de noviembre, el plan se ampliará a personas con ingresos hasta 500 por ciento por encima del nivel de la pobreza, quienes podrán utilizar el plan, con pagos trimestrales entre 60 y 675 dólares, dependiendo de sus ingresos y tendrán co-pagos de 10 a 20 dólares por consultas médicas y 200 a 350 dólares por hospitalización. Sin embargo, esta condición en lugar de perjudicar el programa lo respalda, pues -según explicó Brigham- esas circunstancias desalientan a las personas que ya tienen seguro de salud y lo pueden pagar, para cambiarse a San Francisco Saludable, dejando libre el campo para aquellos que realmente lo requieren al no poder pagar un seguro privado.

Descarga la aplicación

en google play en google play