Escúchenos en línea

Ya no mueren tantos obreros latinos de la construcción en North Carolina

Agencia EFE. Desde Charlotte, North Carolina. | 22 de Octubre de 2007 a las 00:00
Las muertes de latinos que trabajan en la construcción en Carolina del Norte disminuyeron en 75 por ciento en el último año fiscal, de acuerdo con un reporte del Departamento de Trabajo del estado. El informe publicado el lunes en el sitio de Internet de la dependencia gubernamental indica que de las 12 fatalidades de latinos registradas en el periodo fiscal 2005-2006 la cifra bajó a tres para el 2007, que concluyó el pasado 30 de septiembre. Las tres muertes del último reporte marcan un gran contraste con la situación que se experimentó en ese sector en 2002, cuando 25 latinos fallecieron en obras de construcción. El Departamento de Trabajo atribuyó la reducción del número de muertes a los programas educativos y charlas informativas que se dictan durante todo el año. "El mensaje de seguridad está llegando y notamos que los empleadores se están interesando más en entrenar a su personal", afirmó a Efe Neal O'Briant, portavoz de la institución, con sede en Raleigh. Durante el año fiscal 2006-2007, la institución impartió 138 charlas educativas de prevención de accidentes laborales, de las cuales 88 fueron en español, específicamente sobre temas de la industria de la construcción. Los cursos se concentran en cuatro aspectos: cómo evitar caídas, descargas eléctricas, golpes con objetos y muertes en excavaciones. Un buen número de estos talleres informativos se realizaron en iglesias, centros comunitario, y en los sitios de las obras de construcción, en diferentes condados. Sólo en la sede de Coalición Latinoamericana, la principal organización latina en Charlotte, cien obreros latinos aprovecharon cuatro charlas informativas organizadas en conjunto con el Departamento de Trabajo. Para Rogelio Reyes, electricista de profesión y quien asistió a dos talleres en Charlotte, lo beneficioso de la iniciativa fue que "aprendes a medir los riesgos". "A los latinos no nos gusta detenernos cuando trabajamos, pero hay momentos que por seguridad debemos hacerlo. Los cursos sirven para tomar conciencia de los límites", afirmó Reyes a Efe. Asimismo, la entidad gubernamental invirtió en una unidad móvil, "Trabajo Uno" con capacidad para impartir clases a 20 obreros en los lugares de trabajo, donde además se reparten folletos en español. "En noviembre tendremos disponible el material de estos cursos en Internet en inglés y español, para que los dueños de las empresas pasen la información a sus nuevos empleadores, y así no se detenga el proceso educativo", añadió el portavoz. Durante el ciclo fiscal 2006-2007 murieron 18 obreros de la construcción blancos, cuatro afroamericanos y un asiático. Entre 1995 y 2005, la industria de la construcción dio empleo a cerca de 112.000 trabajadores latinos en Carolina del Norte. Un estudio realizado por la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill (UNC, en inglés), indicó que los obreros latinos constituyen el 33 por ciento del total de la mano de obra en la industria de la construcción del estado.

Descarga la aplicación

en google play en google play