Escúchenos en línea

Republicanos de Nebraska pelean por demostrar quien es más enemigo de inmigrantes

Agencia EFE. Desde Lincoln, Nebraska. | 22 de Octubre de 2007 a las 00:00
Los tres principales aspirantes republicanos de Nebraska a una banca en el senado federal reiteraron su férrea postura en contra de la inmigración ilegal, un tema de creciente preocupación política en este estado debido al rápido crecimiento de la población latina en los últimos siete años. Mike Johanns, ex gobernador de Nebraska, renunció recientemente a su puesto como Secretario de Agricultura en el gabinete del presidente George W. Bush para buscar el escaño senatorial que ahora ocupa Chuck Hagel. Según Johanns, los ciudadanos le dicen que "ellos no tolerarán la amnistía". "Y quienquiera que hasta ahora no los haya escuchado, ahora debe prestarles atención", indicó ayer a su paso por Grand Island. Por su parte, Jon Bruning, actual fiscal general de Nebraska, aseveró que "todos los residentes indocumentados deben ser enviados a sus países de origen para que desde allí soliciten el reingreso legal". "Y esto debe hacerse incluso si significa dividir familias porque algunos de sus miembros son deportados. No es distinto que separar a alguien de su familia porque esa persona decidió robar un banco y debe ir a la cárcel", agregó durante su recorrido por Grand Island el domingo. Para Bruning, "no caben dudas de que este tema (la inmigración ilegal) es el que ocupa el lugar central en la mente de los habitantes de Nebraska". El otro candidato, Pat Flynn, un pastor de jóvenes y comerciante en la ciudad de Schuyler, expresó que "Estados Unidos necesita hacer cumplir las leyes de inmigración tal cual figuran en los libros, es decir, los empleadores deben ser responsables y se debe deportar a los inmigrantes ilegales, uno por uno si es necesario". Analistas locales comentaron que estos tres candidatos están tratando de evitar la situación de Tom Osborne, un popular aspirante republicano a la gobernación de Nebraska, congresista y ex director técnico del equipo de fútbol americano de la universidad local, quien fue derrotado en las primarias por haberse expresado a favor de descuentos universitarios para alumnos hijos de indocumentados. El 70 por ciento de los nuevos residentes de Nebraska son de origen latino, según datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos. Estos nuevos inmigrantes por lo general se establecen en las zonas rurales del estado, cerca de las plantas frigoríficas, lo que ha alterado la composición demográfica de esas áreas y transformado a los latinos en la población mayoritaria de esas localidades. Ese rápido cambio demográfico ha "polarizado" a las zonas rurales de Nebraska y ha acentuado "un sentimiento anti-inmigrante", debido a lo que se percibe como "el alto costo de la inmigración ilegal", dijo Bruning. En la actualidad, un 7,1 por ciento de los 1,7 millón de habitantes de Nebraska es latino.

Descarga la aplicación

en google play en google play